17 agosto, 2020
Con nuevos modelos de riesgo, fintechs siguen ofreciendo crédito en medio de la crisis

Fintechs utilizan nuevos conjuntos de datos y herramientas de evaluación para medir el riesgo crediticio de los nuevos clientes

Imagen
Por: Fabiola Seminario

 

Las fintechs latinoamericanas están innovando sus modelos de riesgo crediticio y utilizando conjuntos de datos alternativos para mantener la actividad de préstamos en medio de la pandemia.

Estos modelos podrían allanar el camino hacia nuevos métodos de evaluación del riesgo crediticio, que continuarían después pandemia, confirmaron las fintech.

Repensar el puntaje de riesgo es fundamental dado el impacto del covid-19 en las economías latinoamericanas: los pronósticos del PIB estiman una contracción del 9,4% este año, el desempleo se ha disparado, las empresas están cerrando y las que permanecen abiertas están encontrando retrasos cada vez mayores en el pago.

En este contexto, los métodos tradicionales de evaluación de riesgos no siempre son eficaces.

Findo, una fintech argentina que presta a particulares, por ejemplo, ha estado evaluando los préstamos en función de los contactos de los prestatarios y las interacciones con las aplicaciones de sus teléfonos.

“Cuando analizamos una persona, le pedimos que nos dé acceso a la información que está en el smartphone y vemos qué aplicaciones tiene generadas. Estadísticamente, podemos compararlas con otras personas que se han bajado nuestra aplicación y ver cómo preformaban en el mercado financiero,” dice Diego Varela, CEO de Findo.

Inversores de fintech buscan refugios seguros en medio de la pandemia

La startup analiza las aplicaciones, los contactos, los ingresos y el rendimiento crediticio, donde el usuario va utilizando los datos de ubicación (para verificar sus direcciones de casa y trabajo), junto con un proceso de solicitud digital.

Frente al covid, la fintech no ha tenido que modificar sus variables de evaluación, excepto los datos de ubicación, que han sacado dados los bloqueos locales por pandemias.

El enfoque representa una reinvención completa de los modelos tradicionales de evaluación del riesgo de crédito. Otras fintechs están innovando en los bordes.

En Colombia, Gulungo otorga préstamos a empresas sin historial crediticio o con deudas existentes muy grandes. Presenta a los prestatarios potenciales seis preguntas abiertas y realiza evaluaciones individuales para cada microempresa. “El modelo es lo suficientemente flexible para entender a cada cliente, cada situación y, además, cada escenario, como el que estamos viendo ahora”, explica Juan Reyes, CEO de Gulungo.

En Perú, Altera, otra fintech del sector crediticio, genera su propio puntaje y otorga un alto valor a las empresas que tienen saldos de efectivo muy altos para superar alguna eventualidad.

“Claro que nunca imaginamos que podría ser el Covid,” dice Alberto Falcón, director general de esta fintech.

Fintechs navegan una ruta compleja por COVID

 

Tecnologías rentables, escenarios inciertos

La tecnología ha ayudado a muchas personas y empresas durante la pandemia, permitiéndoles actuar de forma remota y reducir costes. Y para los prestamistas, ha abierto el camino para recopilar grandes cantidades de información y analizar patrones de comportamiento.

“El hecho de levantar data nos ha ayudado a entender acerca del comportamiento. Cuanta mayor data podamos levantar, mayor es la a oportunidad para minimizar el riesgo crediticio, establecemos patrones que nos han fallado anteriormente y hoy los establecemos como un factor que nos ayuda a tener una variable más sostenible,” apunta Falcón.

Los nuevos modelos de evaluación de riesgos abren el acceso al crédito a un grupo potencial más amplio de prestatarios, sostienen los líderes de fintech.

Existe una “circularidad” en torno a los préstamos concedidos y las evaluaciones de “lista de verificación” utilizadas por las instituciones financieras tradicionales, dice Reyes. Con una economía lenta, las empresas necesitan capital fresco, pero los historiales crediticios y las evaluaciones tradicionales pueden ralentizar ese proceso.

El surgimiento de nuevos grupos socioeconómicos, los nuevos modelos de empleo y los nuevos patrones de comportamiento aumentan la necesidad de revisar los procesos típicos de evaluación crediticia, dice Varela.

“La cuestión es entender cómo va a ser el escenario macroeconómico para cada uno de los tipos de trabajo porque van a haber cambios en ese sentido,” dice. “Va a haber nuevas formas de cómo se va a relacionar hoy la macroeconomía en la región y ahí es donde tenemos que entender bien cómo acompañar a cada uno de esos segmentos.”

Coronavirus: Fintechs atentas a la creciente demanda de préstamos

Suscríbete al Boletín
Nuestro boletín gratuito te ofrece noticias y análisis de tecnología aplicada al sector financiero y bancario de América Latina cada lunes. Ejecutivos de los bancos y empresas de tecnología más grandes de la región ya lo reciben. Deja tus datos de contacto aquí para suscribirte
Español English Português

Próximos Webinars