10 agosto, 2020
Inversores de fintech buscan refugios seguros en medio de la pandemia

Los VCs dicen que el potencial a largo plazo del sector fintech latinoamericano es más claro que nunca, pero la incertidumbre generada por el COVID-19 limita las inversiones

Imagen
Por: Katie Llanos-Small

 

Si bien los inversionistas de fintech consideran que América Latina es una región de alto potencial a largo plazo, la incertidumbre existente por la pandemia de COVID-19 ha generado mucha cautela en materia de inversión.

Esta situación se producen en un momento en que las fintechs latinoamericanas se enfrentan a una enorme disminución en las inversiones de capital de riesgo en comparación con el año pasado, a la vez que enfrentan un panorama macroeconómico preocupante.

“Los tratos todavía se harán. ¿Pero una ronda semilla de $ 10 millones solo basada en un PowerPoint? Esos días podrían haber quedado atrás,” dijo Jenny Johnson, quien administra las inversiones en América Latina de Flourish Ventures, un inversionista de impacto.

Por lo pronto, las fintech de América Latina han seguido recaudando nuevas rondas de capital de riesgo, pero el ritmo está lejos de llegar al pico alcanzado en 2019.

En la primera mitad del año, las fintechs de la región recaudaron alrededor de $ 525 millones en deuda y capital, según datos de Latam Fintech Hub. Este monto se encuentra muy por debajo de la tasa de ejecución récord de 2019. Solo en agosto del año pasado, las fintech de la región habían atraído una inversión de aproximadamente $ 1.6 mil millones.

Al respecto, los inversores dicen que la incertidumbre sobre la situación económica actual los ha llevado a actuar con cautela. “Soy bastante cauteloso en este momento,” dice James Sagan, socio gerente de Arc Labs, un inversor de deuda de riesgo en Silicon Valley. “Creo que las cosas van a empeorar,” afirma.

Esta opinión es compartida por Rafa De la Guía, director de Quona Capital, quien señala que, en los últimos cuatro meses, muchos inversionistas han estado en modo de espera. “Hemos visto algunas apuestas en el sector, pero la mayoría de los inversores está esperando a que se calme la situación. Se empiezan a acelerar las cosas.”

También te puede interesar: Inversión fintech: A pesar de la recesión, la apuesta por las fintech sigue

 

Optimismo a largo plazo

A pesar de la cautela, los inversores de riesgo de fintech son optimistas sobre las perspectivas a largo plazo para este sector en América Latina.

“Nuestra visión es que, a largo plazo, la tendencia para fintechs sigue siendo muy positiva,” dice De la Guía.

Sobre este tema, muchos fondos se encuentran bien capitalizados y tienen capacidad para realizar nuevas inversiones. Por ejemplo, Quona Capital cerró un fondo de $ 203 millones para la inclusión financiera en mercados emergentes en marzo, y cuando Flourish Ventures se separó de Omidyar Networks a principios del año pasado, contaba con $ 300 millones para invertir.

Además los inversores consideran que la región necesita innovación en los servicios financieros y las fintechs son las que están mejor posicionadas para satisfacer esa necesidad.

“Las enormes desigualdades estructurales en América Latina no han desaparecido,” explica Johnson. “Se han visto exacerbadas por esta crisis. También ha habido una aceleración de la adopción digital. No sé si veremos un retorno al alto uso de efectivo. Esas son oportunidades que se han acelerado con la crisis.”

Es más, se espera que las fintechs que sean capaces de superar la crisis estarán entre las mejores apuestas a largo plazo, según menciona De la Guía.

“Muchas veces, las startups forjadas en tiempos de crisis presentan las mejores oportunidades de inversión. Las valoraciones se comprimen, los competidores tradicionales están enfocados en sus negocios core, y desaparece el “efecto halo” que genera copycats y bastante ruido. Cómo clase de inversión, los VC vintages que invierten post-crisis suelen generar buenos retornos.”

Únete a los líderes mundiales en tecnología financiera que leen el boletín semanal de iupana

Reconsiderar perspectivas

A pesar de haber optimismo a largo plazo, en este momento muchos inversores buscan retirarse a áreas seleccionadas de inversión, reconsiderando sus perspectivas sobre los sectores ganadores mientras esperan que pase lo peor de la crisis.

Como resultado, a las fintechs les resulta más difícil reunir capital, mientras en el mercado, las startups y los inversores dicen que los precios de las transacciones han cambiado sustancialmente.

Aún así, los inversores observan favorablemente a los challenger banks y a los proveedores de infraestructura financiera de back-end. No obstante, en la mayoría de los casos, interés en los prestamistas fintech ha bajadao, aunque hay algunas excepciones.

Al respecto, los proveedores de infraestructura moderna que permiten asociaciones entre servicios financieros y no financieros, presentan una interesante oportunidad de crecimiento para algunos inversores.

Por ejemplo, Flourish participó en una ronda semilla de $ 3.3 millones para Swap, un actor brasileño de banca como servicio, el mes pasado.

“La crisis del COVID-19 ha puesto de relieve el nivel de la infraestructura que ha sido afectado. Conectar esquemas de tarjetas, procesadores de pagos y bancos puede ser increíblemente engorroso, y globalmente, las compañías de servicios no financieros han desarrollado bases de confianza masivas. Por ello, los actores de la infraestructura de back-end pueden capitalizar ese crecimiento”, destaca Johnson.

Quona también ve oportunidades en esta área.

“Viene una tendencia en infraestructuras de próxima generación. La primera ola fintech fue de startups que servían a consumidores y PYMES – en la próxima ola veremos más actores ofreciendo infraestructura sobre la que se puedan construir nuevos servicios financieros. No lo veo como un segmento en que un ganador se lleve todo el mercado. Hay necesidades muy diversas en el sector y espacio para varias fintechs exitosas,” subraya De la Guía.

De la Guía también señala a los challenger banks como una oportunidad prometedora. “Cada vez es más claro que el tipo de servicio al cliente de los bancos tradicionales no es el que la mayoría de la gente busca. Y tienen una desventaja en innovación, con costos fijos enormes y grandes requerimientos de inversión en IT simplemente para mantener sus sistemas existentes. Entre la digitalización de pagos, el aumento de usuarios móviles activos, y cierto incremento en la propensión al ahorro, vemos un escenario positivo en el mediano y largo plazo para los challenger banks, sin duda,” acota.

También te puede interesar: B89, fintech que busca romper el mercado “casi oligopólico” peruano

Precaución con los prestamistas

Las fintech de crédito en América Latina representan un área donde los inversores pisan con cautela. Sobre este punto, señalan que con el aumento de las tasas de mora de los préstamos y la falta de claridad en torno a los riesgos con la ola de suspensión perfecta de los empleados, por ejemplo, es difícil analizar el riesgo crediticio de los prestatarios individuales.

“En evaluación de crédito ahora mismo hay que proceder con mucha cautela, porque en medio de la tormenta no hay buenas fuentes de datos: los bureaus no están actualizados, no está claro quien está empleado y quien no, y un segmento que antes se consideraba prime puede ser que ya no lo sea,” señala De la Guía. “En el mediano y largo plazo, la brecha crediticia y la oportunidad sigue siendo enorme, pero en los meses que se nos vienen encima vamos a proceder con mucha cautela.”

Sin embargo, los prestamistas de tecnología financiera continúan recaudando capital. Así lo hizo el prestamista digital colombiano Zinobe, que recaudó una línea de crédito de $ 30 millones con Monachil Capital Partners en mayo; mientras que el prestamista de punto de venta ADDI recaudó $ 15 millones en una ronda liderada por Quona en junio, y el prestamista brasileño para pymes BizCapital cerró una Serie B de $ 12 millones liderada por DEG Investors el mismo mes.

Sagan, cuya firma Arc Labs otorga préstamos contra activos originados por compañías de tecnología, dice que las fintechs de crédito “inteligentes” hoy están adoptando un enfoque cauteloso ante la salida de nuevos préstamos a medida que se desarrolla la crisis en la región.

Sin embargo, en América Latina, el mercado de préstamos para pequeñas empresas todavía está “tremendamente desatendido”, dice. Y aunque los prestamistas no garantizados han sido “golpeados” durante la crisis, ve potencial para que los prestamistas de consumo más seguros aumenten la participación de mercado.

“Una vez que la pasemos [la pandemia], habrá grandes oportunidades,” dice Sagan. “Los bancos retrocederán y las fintechs tendrán la oportunidad de crecer. Por eso, hay una oportunidad única para los prestamistas fintech que están bien capitalizados,” puntualiza.

Exploraremos la inversión VC en fintech latinoamericano más a fondo en un seminario web el 18 de agosto, con panelistas de Kaszek Ventures, Quona Capital y Angel Ventures. Regístrate aquí.

Suscríbete al Boletín
Nuestro boletín gratuito te ofrece noticias y análisis de tecnología aplicada al sector financiero y bancario de América Latina cada lunes. Ejecutivos de los bancos y empresas de tecnología más grandes de la región ya lo reciben. Deja tus datos de contacto aquí para suscribirte
Español English Português

Próximos Webinars