Descubre el futuro de las finanzas en América Latina y el Caribe

The future of finance in LatAm & the Caribbean

O futuro das finanças na América Latina e no Caribe

Crece preferencia por los sistemas inmediatos de pagos en LatAm. Bancos obligados a modernizarse

Ene 15, 2024

Por Roberta Prescott

Tendencias de pagos digitales en Latinoamérica ¿Qué esperar en los próximos 5 años según los expertos en pagos?

Los pagos instantáneos empiezan a dominar la escena, obligando a los bancos a pensar más como compañías tecnológicas. El reto será leer las oportunidades que ofrece el mercado y balancear la regulación, de acuerdo a las tendencias de pago de expertos, de acá a 2029

 

Pagos en tiempo real; evolución de la vida digital; pequeñas y medianas empresas como motores de beneficios; avances tecnológicos motivando fintechs; ajustes regulatorios y finanzas integradas en todas partes: estas son algunas de las tendencias en pago digitales que regirán los próximos tres a cinco años.  

A medida que crecen las transacciones inmediatas, el escenario previsto es cada vez más descentralizado y digital, con los dispositivos móviles ocupando un lugar central, de acuerdo a las previsiones de Mastercard y Philip Bruno, socio de pagos globales de la consultora global McKinsey. 

“Estamos en la cúspide de una cuarta era de los tiempos modernos. [Tuvimos] la era del papel (efectivo y cheques, transacciones en persona, distribución en sucursales, cadenas de valor propias de los bancos). Luego vino la era del plástico, seguida de la era de las cuentas (centralizadas en torno a cuentas, transferencias y pagos directos) hasta llegar a la era desvinculada: billeteras omnicanales, descentralizadas, abiertas y personalizadas”, explicó en su conferencia en el Foro de Innovación Mastercard LAC 2023, celebrado en Miami, a finales de noviembre. 

 

Los reguladores se adaptan a las nuevas finanzas 

De esta manera, las cuentas bancarias están dejando de ser la principal reserva de valor, dando paso a las plataformas digitales y las finanzas embebidas.  

En este sentido: “la regulación será mucho más en torno a las actividades, que a los actores”, afirmó el consultor con experiencia en Latinoamérica, explicando que la reglamentación enfocada en los servicios y no en las entidades, la seguridad de los datos, el acceso no bancario a los sistemas de pago y la propiedad del cliente sobre sus recursos digitales serán las cuatro áreas normativas en la vanguardia. 

En ese contexto, destacan las altas tasas de crecimiento de los pagos instantáneos en tiempo real, particularmente en mercados como Brasil, donde el cambio ha sido impulsado por las autoridades centrales, quienes “están asegurando que existan los esquemas y la aplicación de las reglas para cada uno de los casos de uso”.  

Así mismo, el consultor enfatizó sobre la evolución del open finance. En la transición hacia una economía abierta, el pago como servicio (Payment as a Service) o embebido en las experiencias digitales de un sinfín de industrias, está cambiando la forma en que se prestan los servicios financieros. 

 

Modernización de las infraestructuras 

Para comprender y abordar esta nueva era de los pagos, el experto destacó cinco prioridades para los prestadores de servicios financieros, que deben competir no nada más entre sí, sino también con fintechs y empresas de tecnología como Nubank, Apple o Amazon que siguen acaparando cuotas de mercado.  

Estas son: construir relaciones con los clientes; avanzar hacia empresas basada en productos y software, para así competir con compañías tecnológicas más ágiles; adopción de inteligencia artificial generativa y automatización como aceleradores de eficiencia y crecimiento; modernización de la tecnología de pagos; y avanzar en fusiones y adquisiciones oportunas. 

Según los datos presentados por Bruno, el mercado mundial de pagos se acerca a los 2,2 billones de dólares de ingresos y parte de este aumento es impulsado por América Latina e India, con una aceleración de dos dígitos, del 13%. 

  

El efectivo pierde terreno 

Los consumidores ya han incorporado la digitalización entre sus preferencias. Durante su Foro de Innovación, un encuentro con miles de líderes de la industria de tecnología y finanzas, Mastercard presentó una investigación sobre comportamientos de pago en consumidores de 14 países de Latinoamérica y el Caribe. 

Entre los principales hallazgos está que, en los últimos años se incrementaron diversos métodos de pago alternativos. Un 77% de los consumidores utiliza pagos electrónicos, siendo el crédito y el débito los instrumentos de pago más utilizados en línea y en tiendas físicas. El débito se destacó como el método de pago digital más importante, siendo utilizado por el 63% de los consumidores. 

La mitad de los consumidores indicó que la adopción de pagos electrónicos está motivada por la reducción en el uso de efectivo. La segunda razón, del 45%, se debe a la rapidez de las transacciones. La investigación también mostró que, aunque la introducción de nuevos métodos de pago ha aumentado, los consumidores prefieren las billeteras digitales al realizar una compra en una tienda debido a la conveniencia (45%), la velocidad (44%) y la accesibilidad/experiencia del usuario (44%). 

De hecho, Kiki del Valle, vicepresidenta ejecutiva de desarrollo de mercado de Mastercard Latinoamérica y el Caribe, destacó que el futuro de los pagos está en la proliferación de billeteras digitales, infraestructura de pagos en tiempo real y en la sustentabilidad ambiental y social (ESG).  

En conferencia de prensa durante el evento, indicó que el aumento de la bancarización en la región, impulsado, en parte, por las fintechs, ha dinamizado el mercado. Pero aún hay oportunidades para sumar a quienes se mantienen al margen del sistema financiero. 

“En América Latina pasamos del 55%, en 2017, al 74%, en 2021, de personas con servicios bancarios: un número importante. Como región hemos avanzado más que otras”, destacó, agregando que una cuarta parte de la población que aún no está incluida en el sistema representa una oportunidad para los productos. 

 

Las pymes como cliente potencial 

Otro mercado en crecimiento, según afirmó Del Valle –en línea con lo que señalado por Bruno– es el de las pymes y su necesidad de soluciones para el mundo emprendedor, como el del pequeño comerciante. “Estamos tratando de ir más allá del pago, utilizando datos para entender perfiles y crear soluciones más personalizadas, además de tener métricas para medir”, afirmó la VP de Mastercard. 

Las transacciones sin contacto también están en alza y mostraron un crecimiento vertiginoso tras la pandemia de COVID-19, pasando de una adopción en América Latina del 4% a alrededor del 60%, según la ejecutiva. Sin embargo, las transacciones sin contacto a través de billeteras aún tienen una penetración menor, del 15%, debido principalmente a la barrera de entrada que representa el costo de los teléfonos celulares con tecnología NFC incorporada. 

 

Sigue las tendencia de la banca digital, pagos y fintech de LatAm

Únete a los líderes mundiales en tecnología financiera que leen los informes de iupana