Descubre el futuro de las finanzas en América Latina y el Caribe

Los pagos digitales se suben al transporte público

May 23, 2022

Por Antony Pinedo
Pagos digitales transporte público

Millones de Latinoamericanos pagan pasajes diariamente. Este espacio genera una oportunidad para presentar pagos digitales a una masa crítica de usuarios

Nota realizada en colaboración por Antony Pinedo y Eyanir Chinea

Si bien el uso del dinero digital ha disfrutado de un auge reciente, la verdadera masificación de los pagos digitales en Latinoamérica pasa por romper las barreras creadas por el efectivo en espacios de uso intensivo. Entre ellos, el transporte público.

En la agitada Ciudad de México más de 8 millones de usuarios utilizan diariamente el sistema público del Metro. El año pasado, incluso disminuido por los efectos de la pandemia, el sistema que integra Metro, Metrobús y Tren Ligero, movió a una cifra impresionante de personas: 837 millones.

También es una actividad donde se congrega una cadena de valor extensa de adquirentes, proveedores de tecnología, fintechs, bancos, comercios y gobiernos. Y que tiene la potencialidad de mover la aguja para los pagos.

En esta plaza, Mercado Pago, la billetera digital de la argentina Mercado Libre, empezó en marzo a ofrecer recargas para la tarjeta de Movilidad Integrada (Tarjeta MI), un plástico para pagar los viajes.

La fintech habilitó sus terminales móviles de punto de venta (POS) con tecnología NFC para que tenderos en unos mil pequeños comercios puedan recargar la tarjeta de los viajeros, en el caso que su celular no tenga tecnología contactless. También pueden usar directamente la wallet para recargar su tarjeta MI.

“Es un flujo donde estamos invirtiendo, porque nos va a generar adquisición y retención de usuarios”, dice a iupana Jorge Cabrera, director comercial para usuarios de Mercado Pago.

La propuesta de licitación de la fintech a la Secretaría de Movilidad (Semovi) de CDMX contenía la menor tasa de comisión por recarga, lo que redujo el margen de sus ingresos, pero los benefició con la exclusividad del contrato hasta diciembre del 2024.

El proyecto también agilizará la experiencia de los usuarios al ampliar los puntos de recarga, pues no todas las estaciones tienen máquinas automáticas, que además solo aceptan pagos en efectivo exactos.

“Estos comercios no son grandes cadenas, son tienditas, tiendas de barrio, lavanderías, hasta puestos callejeros, que están en todos lados. Eso es una gran ventaja. Y pues los tenderos están contentos, porque les ayuda a llevarles tráfico también a la tienda», agrega.

La construcción de un ecosistema completo de pagos digitales se ha convertido en una prioridad para la industria financiera. Si bien la emisión de billeteras sigue expandiéndose, todavía falta tender puentes y habilitar tecnología que permita utilizar esos medios de pagos alternativos en las tiendas de barrio, puestos callejeros y en la -a veces- caótica red de transporte público.

También te puede interesar: [Exclusiva] Panamá alista un sistema de pagos interoperable

 

Pagos interoperables: Desde transporte a comida

En esta línea, la empresa Pex de Perú maneja un medio digital para el pago de peajes en vías concurridas de la ciudad de Lima, en otro caso donde se puede reducir la fricción de las operaciones usando métodos alternativos. Con una etiqueta electrónica (tag), vinculada a una billetera digital, se debita de manera automática cuando el vehículo pasa por los lectores de los peajes, una solución que también crece en otros países de la región.

A través de la concesión se procesan 5 millones de transacciones y el 25% de estas son cobradas digitalmente con el tag de Pex. Asimismo, el 65% de las recargas de la billetera se hacen a través del aplicativo.

A través del cobro manual se atienden a 300 vehículos por hora, mientras que el peaje electrónico puede procesar mil vehículos en el mismo tiempo.

“Nuestro objetivo es crecer, es que esto sea un medio de pago vehicular”, cuenta a iupana Mónica Chuman, gerente encargada de Pex, agregando que han cerrado un primer acuerdo con un centro comercial de gran tamaño para realizar el cobro del estacionamiento, a través de la billetera y la etiqueta electrónica.

También quieren habilitar su tecnología para hacer pagos de combustibles en estaciones de servicio. En un sentido general, la gerente dice que la empresa tiene en la mira la creación de todo un sistema integrado.

La idea es que: “el cliente pueda pagar peajes, en los malls el estacionamiento, combustible, pueda ir a un drive thru, por ejemplo, un Kentucky o un Burger King, y pagar también con su tag”, explica Chuman.

No obstante, reconoce que para alcanzar esto el país necesitará de regulación adicional.

En eso coincide con Ximena Azcuy, directora de redes y alianzas financieras para las Americas de Rapyd, una fintech as a service (FaaS) global para integración de pagos electrónicos.

“Nos hace falta un poco de regulación, de ayuda de los gobiernos. Pero la interoperabilidad será la clave para la masificación de los pagos electrónicos. Incluso interoperabilidad entre países de la región”, dice.

Cita como pasos importantes los sistemas de pagos instantáneos e interoperables de la región como PIX en Brasil, Transferencias 3.0 en Argentina o CoDI en México. El reto ahora es conseguir lenguajes comunes para que esas plataformas se comuniquen, a pesar de las fronteras.

“Los usuarios son cada vez más globales, así que, como hoy las tarjetas de crédito son usables en todos los sitios, otros métodos como las billeteras, también deberán serlo”, dice.

Mercado Pago tiene poco más de dos meses de operaciones en la red de recargas de Tarjeta MI y más de 80.000 usuarios han utilizado su servicio. Es un primer paso.

“Más allá que pagues online, con QR, con la tarjeta de débito, la movilidad es algo que terminas pagando día a día”, dice Cabrera.

Leer también: ¿El fin del POS? Rappi apuesta por un futuro de pagos móviles

Sigue las tendencia de la banca digital, pagos y fintech de LatAm

Únete a los líderes mundiales en tecnología financiera que leen los informes de iupana
Por favor, respeta nuestro trabajo. La reproducción de nuestros contenidos está estrictamente prohibida

Compartir