Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
escuchar_post
amenidad_post
carrera_liderazgo
recursos
web-story
opinion_post

Descubre el futuro de las finanzas en América Latina y el Caribe

¿El fin del POS? Rappi apuesta por un futuro de pagos móviles

Mar 28, 2022

Por Antony Pinedo
Paga con Rappi

La superapp colombiana presentó Paga con Rappi, un servicio para competir con plataformas como Mercado Pago en México, Colombia, Brasil, Chile y Perú, y completar su ecosistema de soluciones financieras.

Rappi se lanzó al negocio de los pagos electrónicos con la presentación de un procesador que aprovecha los datos de la aplicación para mejorar la experiencia de usuario, en la última apuesta del unicornio colombiano por capitalizar ganancias sobre el creciente mercado de los servicios financieros digitales.

“Paga con Rappi” será lanzado en los próximos tres meses en Brasil, Perú y Chile, y ya está disponible en México y Colombia. Ofrece procesamiento de pagos electrónicos para e-commerce a través de una integración simple, con la que esperan competir con gigantes como la estadounidense PayPal, o Mercado Pago, cuyas transacciones crecieron el año pasado un sustancial 56%.

Pero la apuesta final de Rappi es que en un futuro próximo los pagos electrónicos desplacen la red de adquiriencia que hoy conocemos como un hecho, una ola que no se quieren perder.

“Probablemente va a morir el datáfono (terminal de punto de venta)”, zanja Lorena Sánchez, global head de Paga con Rappi, en un evento organizado por la UTEC, una universidad peruana.

“Y muy probablemente lo van a reemplazar los celulares. El nuevo datáfono serán estos procesadores de pagos virtuales, como lo que hacemos en Paga con Rappi”, adelanta.

Fundada en 2015, y siguiendo el modelo de las superapp que buscan cubrir la cadena comercial desde la compra del producto, hasta su pago, financiamiento y entrega, Rappi hace buen rato dejó de ser una aplicación de delivery.

Su oferta ha evolucionado hacia la banca digital con productos como wallet y tarjetas. Y más recientemente, solicitaron el año pasado una licencia en Colombia, que le permitirá captar dinero de los usuarios y que evolucionaría a RappiPay como producto.

«Acá lo que se hace diferente es cómo este proceso, de cara al usuario cuando es un B2C, sirve para poder acelerar los check outs en e-commerce, para poder hacer más amigables los pagos de servicios”, añade.

Te puede interesar: Banco Central de Brasil ve el futuro de PIX en cripto y el metaverso

Uso de datos: La capa de una superapp

Y para simplificar los procesos, Paga con Rappi usa información de la aplicación de pedidos (como los datos de las tarjetas añadidas para hacer compras), con el fin de evitar el reingreso en diversos e-commerce. Además, va generando nueva data como los lugares donde transaccionan los usuarios, qué compran, o si pagan en cuotas.

“Lo que hacemos es que con esa información que ya tenemos guardada, la compartimos con el comercio y con eso procesamos las transacciones”, dice Sánchez.

El pedido que hacen en otra página web “les puede llegar a su casa en la misma dirección que tienen dada de alta cuando compran en Rappi. Esto les ahorra un montón de tiempo porque ya no tienen que meter sus datos cada vez que van a comprar en línea”, añade la ejecutiva.

Así, el unicornio aprovecha la tendencia de los ecosistemas completos, donde la data cobra valor para agilizar e identificar las respuestas y necesidades de los usuarios, una particularidad de las superapps que seguirá tomando forma y potenciando modelos de negocio novedosos. Además, atrayendo usuarios.

Un 72,9% de los latinoamericanos encuestados por Americas Market Intelligence (AMI) dijo que prefiere consumir sus servicios financieros a través de canales digitales, mientras que solo 33,9% dijo preferir ir a una sucursal.

Y, más llamativo, es que casi la mitad de los entrevistados añadió que está buscando un nuevo proveedor de servicios financieros, una oportunidad para neobancos .

“Al final, el dinero está en mover el dinero”, analiza Andrés Carriedo, fundador de DesignBanking, una consultora para fintechs y banca basada en México, en conversación con iupana.

“Las startups que venden coches, casas, las de alquiler incluso, al final toda transacción tendrá sus propios medios de pago, prescindiendo de intermediarios. Toda financiación buscarán darla ellos”, agrega.

Esto permitirá hacer solo un login, adelantar un único proceso de KYC (know your client), agregando una diferencia cualitativa de cara a los usuarios.

“Te da la posibilidad de tener ya los datos y hacer muchísimo más fácil el onboarding, una vez que te permite utilizar los datos que te dio el cliente para una cosa, en otra”, agrega Carriedo.

Te puede interesar: De pagos a préstamos: la competencia para captar clientes pymes se intensifica

Los retos a superar de Rappi

No obstante, la expansión de las multiapps viene acompañada de desafíos regulatorios, de implementación y costes operativos.

En septiembre de 2021, Rappi recibió una inversión de US$ 500 millones en ronda serie G, lo que elevó su valoración a US$ 5.250 millones. Además, tiene operaciones en más de 250 ciudades de América Latina, una región diversa en su legislación y métodos de pagos.

Las empresas como Rappi tienen “altos costos en marketing para adquirir y retener clientes, aunque esta estrategia no garantiza la fidelización. Pueden quemar capital rápidamente, entonces sus inversionistas pudieran empezar a exigir de alguna manera la estabilización en el crecimiento para ver resultados”, comenta a iupana Juan Ortega, un especialista en economía y finanzas en México.

Carriedo señala que el reto de las fintechs que están buscando construir estos supermercados financieros estará en encauzar sus acciones hacia clientes más rentables. “Se van a ir enfocando sobre todo en lo que es común, a más áreas donde tengan clientes ya cautivos, usuarios que ya estén interoperando con más de un servicio”.

“Los límites al final lo va marcando la ley y la competencia”, añade.

Desde Rappi, esperan en un futuro cercano bajar los costos de sus comisiones y ampliar su oferta financiera con el propósito de captar la atención de nuevos públicos.

“Creo que a dónde va esto también es a que los comercios se integren directo con procesadores de pago sin que haya intermediarios para cámaras de compensación. Entonces eso es lo que sí debería de bajar los costos, porque vas a sacar a todos los intermediarios del juego”, asegura Sánchez.

Incluso no descartan la posibilidad de atender con préstamos a las pymes de LatAm, algo que fintechs como Clip, Tribal y Treinta ya están atendiendo.

“Probablemente sea algo que esté en el short future”, revela la ejecutiva.

Sigue las tendencia de la banca digital, pagos y fintech de LatAm

Únete a los líderes mundiales en tecnología financiera que leen los informes de iupana

Compartir

error: Por favor, respeta nuestro trabajo: La reproducción de nuestros contenidos está estrictamente prohibida.