Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
escuchar_post
amenidad_post
carrera_liderazgo
recursos
web-story
opinion_post

El futuro de las finanzas en América Latina y el Caribe

noviembre 27, 2021

Insurtech que agilicen a las aseguradoras ganarán tracción

Ene 18, 2021

Por Fabiola Seminario
Insurtech
Los startups de seguro que sumen innovación digital a las compañías tradicionales son los negocios que ganarán más, en inversión y expansión

 

Las insurtech latinoamericanas se preparan para un aumento en la adopción tecnológica por parte de las aseguradoras, incentivadas por la necesidad de digitalizar sus procesos para servir mejor a los usuarios con soluciones disruptivas.

Si bien el sector ha ganado mayor relevancia en el ecosistema de las compañías de seguro, el 2020 puso un freno en las inversiones. A inicios del año pasado, las insurtech experimentaron un crecimiento de inversión de un 10% frente al 2019, de acuerdo con datos de Digital Insurance LatAm. Sin embargo, la curva fue decreciendo por la pandemia.

Ahora, los expertos prevén que los capitales remonten en los próximos meses, mientras los emprendimientos experimentan con verticales enfocadas en inteligencia artificial (IA) y productos on demand, que esperan les abran puertas a nuevos socios y clientes.

“Hay muy buenas oportunidades para el 2021. Muchos fondos del exterior están poniendo el ojo en insurtech latinoamericanas, ya que se demuestra que sí puede haber retornos concretos”, pronostica Nicolas Iglesias, analista en Latin America Insurance Fund (LAIF), un fondo corporativo de capital de riesgo especializado en startups del sector.

En medio de la incertidumbre del 2020, LAIF fue una de las entidades que pausó sus inversiones en el sector. No obstante, tomó el tiempo para observar el mercado, y armar el portafolio de propuestas para este nuevo año.

“[Hace años] lo que querían hacer las empresas de insurtech era la distribución de seguros, por lo que aparecieron muchos agregadores y comparadores de seguros. Lo que está ocurriendo últimamente, es que se está prestando atención a las empresas enabler de compañías de seguros, que agreguen valor en algún otro sector de la cadena, pero que no sean parte de la distribución”, agrega.

Iglesias explica que los fondos han perdido interés por las plataformas comparadoras debido a que el costo de adquisición de un cliente es muy caro en comparación al retorno por individuo, mientras que una insurtech que cubre la creciente necesidad tecnológica de la aseguradora resulta más atractiva al agregar valor a la experiencia de usuario, y promover fidelidad con los clientes.

De hecho, los startups que proveen servicios tecnológicos han logrado sortear mejor las dificultades derivadas del impacto del coronavirus.

Automatización contra fraude

Un ejemplo de esto es LISA, una insurtech chilena que, en un proceso de reclamo, verifica rápidamente datos del usuario -cuándo fue creado su email, si hay cuentas asociadas al correo o si ya tuvo alguna denuncia previa en otro seguro- y arroja un resultado positivo o negativo de seguridad en minutos. Todo ello con uso de IA.

Herramientas de este tipo permiten agilizar la gestión de los procesos, pero desde la empresa explican que su principal reto ha estado en la búsqueda de alianzas y como idear vías para lograr mejores integraciones con los sistemas actuales -y no tan actuales- de las aseguradoras.

“Todas las aseguradoras tienen un core tecnológico con diferentes sistemas con los que ya gestionan sus procesos que, en ocasiones funciona y en otras ‘mal funciona’, porque también se han ido uniendo sistemas viejos con sistemas nuevos, y en el intermedio hay algunos parches que dejan deficiencias de agilidad en los procesos e incluso en el valor que tienen los datos”, detalla Alhely Almazan, CTO y gerente de proyecto en LISA Insurtech.

También te puede interesar: Pagos, banca abierta y regulación: prioridades de fintech y banca digital 2021

La administración de los datos es otro de los grandes desafíos, dice Almazan, ya que estos no siempre están “accesibles” para los modelos innovadores, y muchas aseguradoras tampoco saben manejarlos.

“Pedimos a las aseguradoras que, del core tecnológico donde guardan y administran los datos, encuentren una forma de extraerlos para llevarlos a LISA, y aquí se dé el uso de todos estos datos y sea su nuevo resguardo para que puedan llevarse más fácilmente a otros servicios, como mercadotecnia, toma de decisiones, etc.”

Seguros ‘on demand’

A la par de las verticales de análisis de datos, otra de las insurtech que gozan de un buen pronóstico de adopción para este año son los seguros de auto que se pagan por kilómetro recorrido, según indicó el analista de LAIF.

En este sentido, miituo es un seguro mexicano de pago por kilómetro que trabaja de la mano con Seguros Atlas, y que ha logrado elevar su número de clientes. La prima se evalúa con un algoritmo basado en edad, código postal, datos del automóvil, entre otros.

La plataforma usa la información para construir una tarifa única personalizada que le permite al cliente calcular el estimado que pagaría mes a mes. Su fundador detalla que el promedio de recorrido de cada usuario es de 7.000 a 8.000 kilómetros anuales, y el ahorro del seguro es 53% mayor versus una póliza de seguro tradicional.

El año pasado, miituo elevó su base de “decenas de miles” de usuarios en un 280% frente al 2019, experimentando el pico más alto de crecimiento en junio, con un 40%.

También te puede interesar: Con alianzas, fintechs e instituciones financieras ganan en velocidad e innovación

“El coche es un tema muy patrimonial en Latinoamérica. Si te lo roban, a lo mejor te robaron el 30% o 40% de tu patrimonio. Pero, en México el 70% de los autos no está asegurado porque es carísimo. El 40% de nuestros clientes nunca había comprado un seguro de auto antes”, cuenta Leonardo Cortina, fundador y CEO de miituo.

El desafió más importante les llegó con la caída de uso de los coches, producto de la cuarentena, aunque han logrado equilibrar sus resultados por la alta demanda de pólizas.

“El promedio que recorren los clientes cayó un 40%, pero se compensa con las pólizas nuevas. Ese fue un reto porque no sabíamos si se cayó para siempre, o si nos quedaríamos 20% abajo, y eso te obliga a reestructurarte internamente en temas operativos y de inversiones para la nueva realidad”.

Cortina añade que, aunque no creen que la movilidad se recupere a niveles previos a la pandemia porque muchas empresas seguirán priorizando el home office, se ha logrado una mejora en el indicador, y ahora el recorrido promedio de un cliente miituo pasó a disminuirse un 15%, lo que les permite proyectar un crecimiento similar al año pasado para este nuevo periodo.

Retos 2021: Crecimiento y más apertura

Los actores del sector aclaran que, si bien la pandemia fue un obstáculo para el alza de las inversiones, la hoja de ruta en este escenario aún no es muy clara, exhibiéndose dificultades para llegar a los fondos de capital clave.

“Es un desafío en Latinoamérica, porque no hay un ecosistema definido como en Sillicon Valley, donde los inversores tienen un formato. En Latinoamérica a los emprendedores les cuesta encontrar a esos inversores que son estratégicos para el negocio”, sostiene Mauro Ayala, fundador y CEO de Alquilando, marketplace argentino de alquileres inmobiliarios que integra servicios de corredores, aseguradoras y bancos.

De acuerdo con Ayala, para asegurar inversiones es importante también que las insurtech de la región sean más “disruptivas”, mejoren sus propuestas de valor y resulten en negocios escalables.

Por su parte, Almazan de LISA agrega que el sector deberá enfocarse en lograr trabajos conjuntos con aseguradoras, pues durante el 2020 las compañías de seguros pasaron por un proceso de incertidumbre, que provocó una ralentización en la adopción de nuevas propuestas tecnológicas.

También te puede interesar: A pesar de la incertidumbre, inversiones en fintech no se detienen en Latam

Según la empresa, antes del COVID-19 era posible concretar un acuerdo con un socio en dos o tres meses. Luego de la crisis, las negociaciones tomaron el doble de tiempo, y -en algunos casos- nunca se concretaron.

Las aseguradoras se vieron obligadas a priorizar la atención a los clientes, y la transformación de procesos manuales a digitales.

Un dato revelador es que, a nivel mundial, solo el 29% del sector tiene capacidades de diseño centradas en las personas y sistemas preparados para funcionar digitalmente, de acuerdo con el Informe Mundial de InsurTech 2020 publicado por Capgemini y Efma.

Para Almazan, las compañías aseguradoras que no se hagan estos cuestionamientos y dediquen recursos y tiempo para esclarecer sus estrategias, se arriesgan a demorar aún sus procesos de digitalización y perder relevancia en el mercado, especialmente en medio de la aparición de “actores mucho más eficientes, más livianos en carga, muy adentrados al negocio, que podrían agregar valor a los seguros”.

“Un punto crítico para que el avance de las insurtech sea como esperamos, es la apertura de las compañías. Lo que necesitamos de las empresas es la apertura a tomar el riesgo que implica el cambio y la integración de la tecnología dentro de sus procesos. Para que no seas una compañía que se quede en el rezago, debes buscar inyectarla dentro de la cultura”, puntualiza la CTO de LISA.

¿Estas suscrito a nuestro boletín semanal? Haz clic aquí para hacerlo. Cada lunes te enviaremos un informe especial sobre el sector fintech en América Latina. También puedes seguirnos por LinkedIn y Facebook.

¿Estas suscrito a nuestro boletín semanal?

Déja tus datos de contacto para recibir un informe especial sobre el sector de banca digital, fintech y pagos en América Latina cada lunes.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir

error: Por favor, respeta nuestro trabajo: La reproducción de nuestros contenidos está estrictamente prohibida.