Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
escuchar_post
amenidad_post
carrera_liderazgo
recursos
web-story
opinion_post

El futuro de las finanzas en América Latina y el Caribe

noviembre 27, 2021

¿Banco o plataforma? Banregio agrega nuevos servicios a su banca digital

May 27, 2019

Por Katie Llanos-Small
Food delivery is one option under Banregio's bank aggregator model
Banregio integra servicio de venta y entrega a domicilio a su app, incorporando reglas de open banking y buscando mayor lealtad del consumidor

 

A través de “Comunidad” los clientes de Banregio pueden ordenar el almuerzo o solicitar un retiro de dólares (o pesos) a domicilio. La aplicación del banco mexicano forma parte de su nueva apuesta, no solo para competir con otras iniciativas de economía colaborativa, sino para acercarse a sus clientes e integrarlos a su banca virtual.

Y al incluir servicios no financieros en su plataforma, para aumentar la lealtad de sus consumidores, la entidad mexicana está adelantándose a la corriente del open banking en Latinoamérica, que se espera cambiará las reglas del sector.

“Estamos tratando de incorporar servicios cotidianos a nuestro modelo de banca digital,” dijo Demetrio Strimpopulos, director de Banregio LABS.

La aplicación “Comunidad” permite realizar transacciones financieras, comprar alimentos y acercarlos a la puerta de los clientes. 

“Estamos conscientes de que el cliente tiene una relación bancaria con nosotros y que tenemos que atenderla de forma excepcional. A través de estas aplicaciones creemos que podemos entregar mucho más valor,” agregó, en conversación con iupana.

Los comercios dentro de Comunidad se conectan con el banco a través de una plataforma diseñada internamente. Esto se integra con un motor de pagos, también de desarrollo propio, que dirige los pedidos y transacciones a los repartidores que se suman a la nueva economía colaborativa que les ofrece la aplicación.

El sistema imita las integraciones de compañías múltiples e inter-industrias que serán más comunes bajo las nuevas reglas de open banking. Sin embargo, Banregio controla todas las partes de la plataforma de Comunidad. En vez de conectarse vía APIs con otros sistemas de comida a domicilio, por ejemplo, Comunidad conecta directamente con los trabajadores a domicilio.

“Tenemos esa capacidad de construir tecnología y es una habilidad sobre la cual construir a lo largo de los años. Ser un banco relativamente joven (la entidad tiene 25 años) te permite también tener ese modelo de agilidad y prontitud para reaccionar a nuevos modelos de atención y servicios digitales,” agregó Strimpopulos.

¿Desea más reportes específicos sobre los desarrollos tecnológicos de los bancos de América Latina? Únase a los líderes mundiales en tecnología financiera que leen el boletín semanal de iupana

Bancos y agregadores

El plan de Banregio para optimizar la utilidad de su plataforma digital a través de la integración con servicios no financieros llega cuando los bancos latinoamericanos, especialmente los de México y Brasil, se preparan para operar con nuevas reglas de banca abierta.

Leer más: Banca abierta pone en la mira a los gigantes de la banca brasileña

Estas regulaciones obligarán a los bancos a compartir la data financiera de sus clientes con terceras partes. Se espera que las plataformas digitales nativas como los agregadores y las páginas de comparaciones tomen un gran impulso con las regulaciones, que harán la competencia en la industria más intensa.

La estrategia Comunidad de Banregio tiene similitudes con el camino del banco brasileño Bradesco para hacer de la app de su producto secundario digital un “hub para la vida de las personas” uniendo compañías de transporte, entre otras.

Para Banregio, antes de lanzar Comunidad, el banco observó que el uso de plataformas de entrega de compras a través de e-commerce estaba creciendo a un ritmo acelerado entre sus clientes, aunque en porcentaje sólo representara 5% de sus usuarios, según datos ofrecidos por el CEO del banco, Manuel Rivero, durante una entrevista a iupana en 2018.

Aquello les hizo ver que este era un mercado pequeño para México, pero con un gran potencial de crecimiento.

Sin embargo, la entidad no tiene la mira puesta en la competencia con plataformas como Rappi o Uber Eats, sino, en tener presencia en la vida tanto digital como física de sus clientes, una empresa cada vez más indispensable para la industria financiera.

Pagos vía código QR y CoDi por venir

Banregio también está inmerso en nuevas herramientas con su banco digital, llamado Hey Banco, que está disponible para todos, no solo para los clientes que ya tiene el banco. 

Hey Banco está corriendo pruebas para el uso de códigos QR, para pagos entre personas. Y Banregio forma parte del grupo de bancos sumados a la iniciativa de pago virtual del Banco de México, conocida como CoDi (Cobro Digital), que llegará en septiembre.

Leer más: UX podría ralentizar el sistema de pagos mexicano CoDi

“La incorporación de este tipo de pagos de alguna manera nos ayuda a que podamos tener mucha más inclusión financiera,” comentó el ejecutivo. El banco central mexicano espera que el nuevo motor de pagos ayudará a cerrar la brecha bancaria en el país norteamericano, donde 60% de la población no cuenta con servicios financieros y 70% de las transacciones de consumo privado se hacen con efectivo.

“A través de estos mecanismos las personas pueden encontrar formas convenientes de realizar una transacción de manera digital y que podamos incorporar un medio de pago también para los depósitos de cuentas a la vista; poderlos enlazar con un medio de pago que sea el código QR,” concluyó.

¿Estas suscrito a nuestro boletín semanal?

Déja tus datos de contacto para recibir un informe especial sobre el sector de banca digital, fintech y pagos en América Latina cada lunes.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir

error: Por favor, respeta nuestro trabajo: La reproducción de nuestros contenidos está estrictamente prohibida.