Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
escuchar_post
amenidad_post
carrera_liderazgo
recursos
web-story
opinion_post

El futuro de las finanzas en América Latina y el Caribe

diciembre 06, 2021

Embedded finance en LatAm: La clave estará en las alianzas

Ago 23, 2021

Por Fabiola Seminario
Embedded finance Latinoamérica
El embedded finance empieza a despegar en Latinoamérica, y supone un empuje de la industria hacia las alianzas estratégicas

 

El embedded finance empieza a dar sus primeros pasos en Latinoamérica, y desde ya promete cambiarle -aún más- la cara a la industria.

Los expertos esperan que la práctica apure la creación de alianzas entre instituciones financieras, bigtech y fintech para hacerle frente a la tendencia que viene con fuerza desde Asia, Europa y Estados Unidos, y que supone crear una banca disponible en cualquier lugar y en cualquier momento.

“El embedded finance va a acelerar toda la colaboración. Ahora ya no será quién es el mejor, sino quiénes son los mejores en conjunto”, señala José Luis López, CEO de Finerio Connect, fintech mexicana agregadora de tecnología para bancos, fintechs y neobancos.

Las finanzas embebidas permiten a cualquier empresa no financiera incorporar servicios y productos bancarios directamente en sus canales digitales, como un valor agregado dentro de su oferta.

Presentan la oportunidad de crear software dirigido a múltiples segmentos en el mercado, brindando a las empresas todo lo que necesitan, incluidas las herramientas financieras. También de originar soluciones para las grandes empresas de tecnología que incorporan finanzas en sus ofertas de consumo, haciendo que los pagos sean tan simples como enviar un mensaje de texto o una nota de voz.

El objetivo último es entregar productos y servicios con experiencia de usuario satisfactoria y mínima fricción.

“Todavía es muy temprano en esta industria en la región, la verdad, pero creo que hemos visto una apertura importante de los actores grandes”, complementa el co-CEO de Finerio, Nick Grassi.

La oportunidad de asociación les permitirá a los jugadores ponerse en posición de aprovechar la curva de innovación, además de los US$ 7 billones que se esperan representen las finanzas integradas a nivel global en 2030, según estimaciones de Business Insider Intelligence.

Algunos casos ilustran la tendencia, como la asociación entre Google y ocho bancos en Estados Unidos para ofrecer créditos y cuentas de ahorro a los usuarios de Google Pay en ese país.

Y más cercanos, tenemos el crecimiento de las plataformas omnipresentes de Rappi y Mercado Libre, que emulan a las super apps chinas WeChat y AliPay.

Alimentando el journey end to end

Los bancos tienen muchos productos financieros tangibles, pero todavía trabajan en mejorar sus interfaces y tecnologías. Mientras que las fintech y bigtech suelen tener trabas para implementar servicios financieros, pero son muy creativos para mejorar el engagement.

Las finanzas incrustadas les brindan la oportunidad a los tres actores principales de la tecnología financiera de sumarse para superar sus obstáculos particulares, mientras ofrecen soluciones efectivas para el consumidor final de una manera invisible y sin baches.

Los expertos vaticinan que el internet de las cosas (IoT en inglés), será cada vez más importante, al igual que la automatización, mientras que los pagos digitales y el Open Banking serán las tendencias que más evolucionarán en la próxima década, según un sondeo a 125 ejecutivos de fintech conducido por Tribe, un proveedor de pagos.

Todas estas son tecnologías que servirán para respaldar el “boom” de las finanzas integradas, concluyó el estudio.

“El futuro de LatAm es hacia allá. El open banking habilitará a las fintech más información, y así se tomarán mejores decisiones y tendremos más confianza a probar créditos. Por otro lado, también ganaremos más confianza con la población en general”, pronostica Alexander Wieland, cofundador de Aplazo, fintech mexicana de Buy Now, Pay Later (BNPL).

Desde Finerio apuntan que ya han observado cómo algunos grandes actores están empleando datos abiertos para hacer contraofertas de productos con mejores términos.

También te puede interesar:  Bank as a Service: Sabadell México hace gran apuesta

“En el mundo hay olas. Estuvimos en la ola de las páginas web, la de las fintech, la del open banking, pero la siguiente ola fuerte es la del embedded finance, la cual se va a integrar mucho con open banking”, explicó López.

Open banking por sí solo se ve como data y pagos, pero con embedded finance experimentaremos con productos financieros coordinados”, agrega.

Los entrevistados también consideran que la incrustación de servicios favorecerá sectores con potencial de crecimiento como los seguros, donde la generalizada carencia de tecnología genera fricción tanto para los clientes, como para las compañías aseguradoras.

“La gente no sabe cuál es el valor que dan las compañías [aseguradoras], no entiende por qué es mejor una que la otra, y están todas compitiendo a precio”, explica Manuel Gironella, cofundador y CEO de Guros, plataforma de gestión de seguros.

Es así que, si una compañía decide integrar el ofrecimiento de seguros en su plataforma –digamos, una app de transporte que quiere vender seguros a sus conductores-, se da cuenta que no existen las herramientas para ejecutar el proceso, debido a que las aseguradoras no se han sumergido en desarrollos de web services, ni APIs.

“En el modelo tradicional, y sin la tecnología que nosotros estamos desarrollando, lo que ocurre es que, si una compañía quiere vender seguros, tiene que crear una empresa diferente alrededor de los seguros”.

“Lo que permite la tecnología de seguros integrados justamente es todo lo contrario, es que el tema de seguros sea parte de la experiencia del servicio core o del producto core que ofrece la compañía”, añade.

También te puede interesar: ‘Buy now, pay later’: Falta de datos frena crecimiento en Latam

‘Embedded finance as a service’

El esquema de embedded finance puede seguir múltiples avenidas para su ejecución.

Puede ser a través del modelo de Fintech as a Service para negocios que buscan soluciones en la oferta de tecnología financiera para complementar la experiencia de sus usuarios, como Cabify con fintechs como Lana, que ofrece servicios para sus conductores y otros trabajadores de la economía colaborativa.

También puede vestirse de Banking as a Service (BaaS), donde el banco presta su infraestructura y licencia para crear soluciones para un tercero, como en el caso de Rappi e Interbank en Perú, con su RappiBank.

El auge reciente de las plataformas de compra ahora paga después ilustra la expansión de las finanzas integradas y su potencialidad, y como pueden ejecutarse en diferentes vías: pueden presentarse como fintechs que ofrecen pagos a plazo sin necesidad de tarjetas de crédito, baipaseando a las instituciones financieras; o como bancos que crean extensiones de marca para ofrecerle a los comercios facilidades ágiles, generando ecosistemas completos propios.

En el primer caso encontramos iniciativas como Aplazo, y en el segundo plataformas como Cuotéalo, del banco peruano BCP.

En Estados Unidos, Square, la plataforma de pagos digitales dueña de Cash App, gastó 29.000 millones de dólares en la compra de la fintech BNPL Afterpay.

“Lo de Square con Afterpay hace unas semanas se vuelve muy interesante, y habla solo del principio de la ola de innovación que se va a venir por estas nuevas embedded finance que realmente pueden volverse una competencia directa con la banca tradicional”, considera Wieland, de Aplazo.

“Vemos ya los beneficios de tener un BNPL en términos de ticket y de conversión, son alianzas muy fuertes. Los que decidan no adoptarlo de forma inmediata, no se beneficiarán de la ola inicial y podrán entrar, pero como un commodity”, dice.

El embedded finance tiene el potencial de borrar las líneas que hoy dividen a los actores del sector, para crear grandes experimentos comerciales, financieros y tecnológicos. Y el ruido de la nueva tendencia se hará sentir en los próximos años.

“Nos ha tocado tener un sinfín de conversaciones con diferentes bancos e instituciones financieras que nos dicen ‘cuando te llegue una oportunidad buena, avísanos. No queremos ser la última institución en adaptarse a este cambio, sino al revés’”, dijo Eduardo Lozano, socio en IGNIA Partners, firma de inversión de capital de riesgo.

También te puede interesar: Open banking en México: Citibanamex se enfoca en las colaboraciones

¿Estas suscrito a nuestro boletín semanal?

Déja tus datos de contacto para recibir un informe especial sobre el sector de banca digital, fintech y pagos en América Latina cada lunes.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir

error: Por favor, respeta nuestro trabajo: La reproducción de nuestros contenidos está estrictamente prohibida.
Processing...
Thank you! Your subscription has been confirmed. You'll hear from us soon.
Únete a los líderes globales de tecnología financiera que leen iupana
ErrorHere