Descubre el futuro de las finanzas en América Latina y el Caribe

Bitso: Remesas cripto ganarán mercado en los próximos años

Nov 7, 2022

Por Antony Pinedo

El procesamiento de cripto remesas en la plataforma creció 4 veces en el primer semestre de 2022. Conversamos con Bárbara González, CFO y directora general de Bitso en México

 

¿Quién se llevará el pastel? Aunque con escepticismo, el uso de criptomonedas para envíos de remesas está ganando espacio como alternativa en Latinoamérica, donde, con paso acelerado, proliferan soluciones que buscan agilizar los colosales movimientos de dinero entre fronteras.  

La apuesta de Bitso, el unicornio mexicano, va en este orden. Durante el primer semestre del 2022, la fintech procesó US$ 1.000 millones en transacciones internacionales con criptoactivos, lo que representa un crecimiento de 4X frente al mismo periodo del 2021. A todas luces, un hito para una industria que apenas está explorando casos de uso reales.  

Para ello Bitso diversifica su oferta de producto para dos públicos objetivos: las personas y pequeñas empresas, y remesadoras y otras instituciones financieras que quieran abordar el universo cripto. Para ambos, la diferenciación se basa en ofrecer transferencias (casi) en tiempo real y con bajas comisiones, dolores que en general son asumidos por el consumidor final, lastran la inclusión y demoran la digitalización del envío transfronterizo de dinero.   

“Además de la seguridad y eficacia de los envíos, las ventajas que ofrece este servicio permiten reducir costos en este tipo de transacciones y, aunque los usuarios finales no perciban que el proceso se ha realizado a través de criptomonedas, se podrán ver beneficiados con precios mucho menores”, dice Bárbara González, CFO y directora general de Bitso México a iupana.  

“Los beneficios que las criptomonedas traen al proceso de envío entre países son muchos, por lo que sin duda estamos ante un crecimiento exponencial”, anota la ejecutiva, quien lideró la dirección de finanzas de Bitso durante el levantamiento de capital que los convirtió en un unicornio valorado en unos US$ 2.200 millones. 

También te puede interesar: ¿Cripto remesas? Wise dice no, por ahora

 

Un nuevo modelo de pagos cross border 

Hasta ahora, los dos mercados con mayor operación de envíos para Bitso son México y Colombia. También tienen presencia en Argentina.    

En este sentido, proveen transferencias en dólares (wire) EEUU-México y EEUU-Argentina, a través de su app. Típicamente una transferencia de este tipo significa enviar dinero entre bancos dentro del mismo país, pero la billetera permite enviar y recibir dólares desde una cuenta bancaria en Estados Unidos a una cuenta de Bitso.  

Y para las empresas, pone a disposición su infraestructura para agilizar sus operaciones usando como rieles a las stablecoins en su portafolio. A través de una integración vía API las instituciones financieras, como fintechs o bancos, pueden agregar servicios de venta, compra y envío de activos virtuales, que los clientes pueden custodiar o convertir a dinero fiduciario.  

En este sector, la empresa tiene acuerdos con remesadoras de Estados Unidos que se montan en la infraestructura de Bitso para mover el dinero hacia LatAm, explica González.  

“Para el transmisor de dinero [remesadora] esto es una gran ventaja dado que se reduce el capital de trabajo necesario para cumplir con las obligaciones de pago”, señala. 

También te puede interesar: Cinco fintechs que están reinventando el negocio de las remesas en LatAm

 

Regulación de cripto: punto clave para América Latina 

No obstante, los montos que mueven las plataformas como Bitso son una gota de agua en un océano de remesas de unos US$ 131.000 millones anuales.  

Pese a los intentos de digitalización, lo real es que los depósitos y retiros continúan siendo en efectivo principalmente. Esto fue corroborado por Western Union, que aseguró a iupana este año, que sus puntos físicos de remesas, lejos de disminuir, siguen aumentando. 

Wise, fintech especializada en pagos internacionales, también coincidió recientemente en que el uso de criptomonedas para enviar o recibir remesas, cuando todavía no existe un ecosistema montado que permita usarlas masivamente en el mundo virtual o físico, genera fricciones de cara al consumidor. 

Para González, el sector llegará a su maduración cuando se normalice y generalicen los casos de uso de las criptomonedas, algo que vendrá de la mano con mayor regulación.  

Los países de la región han hecho diversos avances en este aspecto. Según los index de iupanaPRO, una serie de indicadores que cuantifica del 1 al 5 el avance regulatorio en temas clave de tecnología financiera de los principales mercados de LatAm, la mayoría de las jurisdicciones de la región ha tenido acercamientos oficiales al cripto mundo. Por ejemplo, Perú está en nivel 2 (tiene un proyecto legislativo preliminar), mientras México, con una Ley Fintech y un entramado de normativas enfocadas a los exchanges, se ubica en nivel 5 (totalmente regulado). 

“Cada vez detectamos una mayor apertura, así como un desarrollo importante en temas de regulación, que son fundamentales para continuar incentivando el crecimiento de esta tecnología», agrega la CEO para México. 

También te puede interesar: Las remesas en LatAm se digitalizan… poco a poco

 

Cripto, fiat y los retos del futuro 

Las reglas claras, la difusión de información precisa y la mayor supervisión de las autoridades pueden ayudar a mitigar parte de los riesgos (reales y de reputación) de los criptoactivos, todo esto en un contexto en el que el mercado apenas se recupera del “invierno” que este año abruptamente borró billones en activos, generó despidos masivos y empeoró la imagen de las monedas digitales. 

Movidos por esta cautela renovada, incluso los inversionistas enfriaron su ritmo de desembolsos. La inversión global en startups de blockchain y cripto descendió un 35% en el tercer trimestre de 2022, frente al mismo período del 2021, según CB Insights. 

“Uno de los retos principales es la educación y conocimiento alrededor del potencial de las criptomonedas para hacer mucho más eficiente este tipo de procesos financieros”, dice la gerente. 

Para ello recalca que en la conversión de cripto a fiat “los usuarios no toman ningún tipo de riesgo cambiario”. También que cobran una comisión al momento de la conversión, pero “mucho menor a las cobradas a través de métodos tradicionales”. 

Este es un punto importante. Los principales obstáculos para el sistema tradicional son las comisiones altas y los tiempos de espera amplios. En el 4Q del 2021, a nivel global el costo para el envío de cada US$ 200 era del 6%, según informó el Banco Mundial.      

“Poco a poco la industria cripto está ganando su porción de un mercado creciente de transacciones internacionales y pagos transfronterizos”, dice González, proyectando que Bitso procesará unos US$ 4.000 millones en trasferencias internacionales en 2023. 

También te puede interesar: Buenas Fuentes: ¿Y, cómo se vive el criptoinvierno en LatAm?

 

Sigue las tendencia de la banca digital, pagos y fintech de LatAm

Únete a los líderes mundiales en tecnología financiera que leen los informes de iupana

Compartir