Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
escuchar_post
amenidad_post
carrera_liderazgo
recursos
web-story
opinion_post

El futuro de las finanzas en América Latina y el Caribe

septiembre 20, 2021

Así avanzan las regulaciones fintech en América Latina

Sep 6, 2021

Por Fabiola Seminario
LatAm Fintech REgulation

Con la evolución de la normativa para tecnología financiera en América Latina, explicamos los movimientos regulatorios más recientes en Argentina, Brasil, Chile, Ecuador y México

 

Con un enfoque de ‘esperar y ver’, diversas jurisdicciones de Latinoamérica están contemplando cómo el sector fintech se vuelve cada vez más grande, diverso y competitivo.

Frenar la escena no está entre los planes de los reguladores. Por el contrario, las autoridades siguen sumado normas que fomentan el emprendimiento, innovación y crecimiento de los nuevos jugadores.

Si bien la asimetría regulatoria entre incumbentes y financieras tecnológicas continúa como un capítulo debatible en este proceso normativo, expertos en regulación concuerdan en que las autoridades reconocen la importancia del sector y se están esforzando por equilibrar la balanza legal entre ambas partes.

A fin de hacer un recuento de los últimos movimientos regulatorios recientes, en iupana elaboramos un resumen de los marcos jurídicos que dan forma al sector fintech latinoamericano.

Para ello, acudimos a abogados expertos en nuevos modelos de negocio, consultamos las legislaciones más importantes que promueven el mercado, y ahondamos en los desafíos que actualmente enfrenta el sector.

Sigue leyendo abajo, o salta a la sección más relevante.

 

Regulación Fintech en Ecuador

 

El más reciente salto fintech

Últimos movimientos:

Hace solo unas semanas, la asambleísta Nathalie Viteri presentó el primer proyecto de Ley Fintech en Ecuador, el cual busca impulsar el mercado a través de un marco regulatorio para tres nuevos modelos de negocio sustentados en tecnología: fintechs de valores y acciones, e insurtech.

Adicionalmente, busca generar un fondo con capitales ángel, semilla y riesgo. En esta misma línea, también incorpora la posibilidad de diseñar un sandbox regulatorio.

 

Antecedentes a la Ley Fintech de Ecuador:

Ecuador está dando sus primeros pasos hacia la ley, pero en los últimos años ha introducido reformas que han creado espacios para los modelos de negocio innovadores.

En el 2016, el Código Orgánico de la Economía Social de los Conocimientos (mejor conocido como Código de Ingenios) empezó a normar y promover temas relacionados a la competencia e innovación.

Este marco normativo dio paso a la Ley Orgánica de Emprendimiento e Innovación, vigente desde el 2018. Esto, a su vez permitió promulgar la Ley de Modernización a la Ley de Compañías que crea el modelo de Sociedad por Acciones Simplificadas (SAS), el cual ha ayudado a incentivar el ecosistema de emprendimiento, y que hoy es la estructura societaria predilecta para el desarrollo de nuevos modelos, pues permite digitalizar la actividad administrativa de las operaciones.

Asimismo, en la norma de Emprendimiento también se incluye la habilitación de nuevos mecanismos para el financiamiento de proyectos y modelos de negocio y el registro y control de fondos colaborativos de inversión, como el crowdfunding.

 

Lo que dicen los expertos:

“La presentación de la Ley Fintech no es un fenómeno aislado, sino un efecto y conclusión a un proceso que Ecuador ha venido llevando a cabo en los últimos dos años en torno a la comunicación de cierta normativa de vanguardia”, sostiene Diego Álvarez, country manager de Niubox Legal Ecuador.

No obstante, para Álvarez todavía hay mucho camino por recorrer –y muchas discusiones por tener- antes de que el país pueda promulgar una ley definitiva. De hecho, estima al menos un año para que el proyecto tome forma.

Si bien el instrumento tiene antecedentes, la propuesta contempla algunos aspectos debatibles de interés para el sector. Empezando por su proceso de desarrollo.

“El proyecto no tuvo un proceso de socialización previo, se trabajó a puertas cerradas”, asegura. “Sin embargo, tiene muchas oportunidades de mejora”.

Lo más resaltante del proyecto es que intenta construir un marco para fintechs en general, y fintechs en verticales como valores y seguros; además intenta asegurar vías de financiamiento para modelos innovadores a través de la creación de un fondo de capitales.

Pero de acuerdo al abogado, la norma se queda corta en cuanto a los modelos de negocio que potencialmente regulará, pues está enfocada en startups y no contempla también otros servicios y productos originados en instituciones financieras tradicionales o compañías de cualquier otro sector, pero que se suman a la tendencia de tecnología financiera; como por ejemplo la wallet de un banco o la tarjeta de un servicio de entregas.

“Teniendo la oportunidad de regular o establecer las normas iniciales para potenciar el fenómeno fintech, únicamente estaría centrado en habilitar la prestación de servicios financieros basados en tecnología, pero por parte de empresas que tradicionalmente no formaban parte del ecosistema financiero del Ecuador”.

De cara hacia los próximos meses, el letrado calcula que el proyecto deberá observarse, abordarse y ser comentado por las fuentes interesadas en aportar a la propuesta.

El futuro de las finanzas

Únete a los líderes globales de tecnología financiera que leen el boletín semanal de iupana



Regulación Fintech en Argentina: Apostando por el trabajo conjunto

 

Últimos movimientos:

En noviembre de este año el Banco Central de la República Argentina (BCRA) dará la puesta en marcha del plan Transferencias 3.0, con el objetivo de masificar los pagos digitales y promover la interoperabilidad de las billeteras argentinas pertenecientes a bancos y fintechs.

El sistema es el resultado de una normativa inspirada en los principios del open banking, y establece un régimen de interoperabilidad entre cuentas bancarias y no bancarias, pagos con QR, contactless y otros tipos de tecnologías.

 

Antecedentes:

Aunque no tiene una ley paraguas para el sector fintech, Argentina ha experimentado con regulaciones más específicas como las Normas a proveedores no financieros de crédito, que son todos aquellos que prestan, pero sin tomar de los depósitos. O sea, no hacen intermediación bancaria. Además de la resolución para Proveedores de servicios de pago.

En el 2017 también publicó la Ley de Apoyo al Capital Emprendedor N ° 27.349, un marco que impulsa la actividad de los nuevos negocios desde varios ángulos: al igual que en Ecuador se creó el modelo de Sociedad por Acciones Simplificada (SAS), que se caracteriza por manejar libros contables, societarios y trámites de forma electrónica.

En paralelo, también sumó la Resolución General de la CNV N° 717-E/2017 que establece la norma para las Plataformas de Financiamiento Colectivo, o crowdfunding, cuya autoridad reguladora es la Comisión Nacional de Valores (CNV).

Otra de las leyes que también fomentan el emprendedurismo tecnológico -aunque no necesariamente fintech-, es la Ley de Promoción de la Economía del Conocimiento, la cual otorga varios beneficios impositivos a empresas dedicadas a temas tecnológicos.

 

Lo que dicen los expertos:

El Banco Central argentino ha ido observando el desarrollo de la industria financiera y sumando regulaciones que promueven la competencia, pero sin limitar la actividad, concuerdan los expertos.

“De a pocos vamos viendo que la regulación va incrementando, pero de una forma que no ahoga a la industria”, explica María Shakespear, socia del bufete Beccar Varela en Buenos Aires.

“[Transferencias 3.0] empieza a marcar un hito entre la rivalidad de fintechs y bancos donde, si bien hay mucha pica, también hay mucha interconexión”, agrega.

El plan del BCRA con la nueva plataforma también impulsará efectos importantes, sobre todo en la digitalización de los pagos a través del QR, un formato bastante extendido y aceptado por el público, adelanta Daniel Levi, también socio del estudio argentino. Además, empujaría el retroceso de uso de la tarjeta de débito, que pasará a competir con un pago sin contacto que se acredita en 15 segundos.

No obstante, el abogado prevé que al menos en las primeras etapas de implementación el sistema genere fricciones, especialmente dependiendo de cuán preparados estén los bancos y las fintech para adoptar la solución y conciliar sobre los aspectos técnicos de la herramienta.

“Si bien todo lo que es la implementación del sistema está siendo discutido por todas las partes -bancos, fintech y regulador-, con lo cual uno esperaría que salga algo con lo que todos estén contentos, probablemente en una primera instancia, Transferencias 3.0 pueda crear algún tipo de fricción de mercado”, destaca.

Regulación Fintech en Chile: De lo general a lo particular

 

Últimos movimientos de regulación fintech en Chile:

Hace solo unos días, el proyecto presentado por la Comisión de Mercados Financieros (CMF) se presentó ante el Congreso acompañado por un informe con lineamientos para el desarrollo de un marco de finanzas abiertas.

 

Antecedentes:

En noviembre del 2020, la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) presentó ante el Ministerio de Hacienda la propuesta de Ley Fintech para el mercado de valores, el cual busca otorgar un marco jurídico a las plataformas de crowdfunding y crowdlending, así como la creación de sistemas alternativos de transacción, como los criptoactivos y otros productos financieros.

De esta forma Chile estaría experimentando su primer movimiento normativo con impacto en fintech, aunque hace unos años Hacienda autorizó la emisión y operación de medios de pago de entidades no bancarias (Ley 20950), pero la normativa no generó un gran impacto en el mercado.

Pero con la nueva ley, el entusiasmo es diferente.

Además de regular las plataformas de financiamiento colectivo, el marco también incluiría un apartado de open finance que abriría las puertas a un mercado más competitivo.

Cabe resaltar que la característica más relevante de la próxima Ley es que no se enfocará en regular cada modelo de negocio, sino que formulará normativa secundaria de acuerdo a la actuación de cada vertical.

 

Lo que dicen los expertos:

“El proyecto mira a que haya bastante proporcionalidad regulatoria. No le va a exigir lo mismo a todos por el simple hecho de ejercer una actividad financiera en particular. Va a depender del impacto y la forma en que se haga”, declara Ignacio Pera, líder en área Fintech y Capital de Riesgo en Dentons, firma global.

De acuerdo con Pera, la autoridad ha tomado una posición de observador con capacidad de adaptación, tomando en cuenta la actividad de las instituciones para contemplar una regulación más o menos exigente.

En materia de open finance, el abogado sostiene que la comisión encargada por el Ministerio de Hacienda ha hecho mucha referencia sobre el tema, por lo que este apartado en particular genera expectativas para todo el ecosistema financiero.

Crowdfunding y crowdlending es algo que ya funciona en Chile, pero si viene una regulación fuerte de open finance, eso va a ser interesante porque se espera que sea pro-competencia".

El letrado considera que la discusión para su promulgación no deberá extenderse por mucho tiempo más. Desde un inicio se planteó que la norma debería salir en dos años como máximo.

Regulación Fintech en México:  Enfrentado nuevos esquemas regulatorios

 

Últimos movimientos:

La primera normativa latinoamericana que reguló el mercado fintech se gestó en México con la promulgación de la Ley Fintech en marzo del 2018.

Y aunque la Ley es un instrumento que aporta certeza jurídica para la operación del sector, la carga regulatoria que impone la misma estaría demorando el ingreso de nuevos jugadores al mercado, que tienen que recurrir a alianzas, adquisiciones e incluso a esquemas de embedded finance, para ingresar al país.

 

Antecedentes a la Ley Fintech de México:

La Ley regula las Instituciones de Fondos de Pagos Electrónicos (billeteras digitales), las operaciones de crowdfunding y las de activos virtuales.

Posterior a su entrada en vigencia, se han gestado cambios normativos para promover la digitalización financiera en verticales como crédito y gestión de inversiones, como las reformas para la identificación remota de usuarios (onboarding digital) y para la prevención de lavado de dinero, que establece cómo las entidades tienen que hacer el KYC (Know your Client) en el mundo digital.

En el marco del instrumento también se ha puesto en marcha el sandbox regulatorio, y sentado las bases para el open banking.

 

Lo que dicen los expertos:

“Lo que la Ley Fintech hizo fue generar una barrera de entrada tan alta que hoy en México no hay nuevas billeteras electrónicas desde 2018. La forma cómo están entrando es bajo el esquema colaborativo”, explica Victoria Albanessi, asesora legal de empresas de economía digital.

Por ende, las empresas con apetito por entrar al mercado mexicano están recurriendo a figuras como alianzas y adquisiciones. Por ejemplo, Fintual, la fintech chilena de wealthtech que compró Invermérica para agilizar su ingreso a México.

Los obstáculos también potencialmente acelerarían la búsqueda de oportunidades en esquemas de finanzas embebidas, una práctica que crece en toda América Latina.

El embedded finance permite que cualquier empresa no financiera agregue servicios bancarios dentro de su operación para agregarles valor. En la práctica, los bancos y fintechs con permisos pueden prestar un servicio de arrendamiento financiero para compañías que requieran agilizar su ingreso al país.

Desde el apartado normativo se está desarrollando una modificación al marco de la banca mercantil para orientar esta práctica, adelantó Albanessi. No obstante, la definición representa todavía un dolor tanto para los jugadores como para la autoridad regulatoria.

“El universo de embedded finance está ahora en medio de un torbellino, pero gracias a unas reformas regulatorias se está encaminando hacia cómo debería ser”.

Por lo pronto, la autoridad lo estaría manejando a través de una figura de comisionista bancario o de comisionista digital; sin embargo, “aún están tratando de entender cómo hacerlo”, agrega.

Otro de los temas recurrentes en materia de regulación fintech en México son las demoras en las autorizaciones de operación. De acuerdo con Albanessi, si bien la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) ha tardado en otorgar los permisos, las fintech preoperativas antes de la entrada en vigor de la Ley han podido seguir operando.

“La Bancaria ha tenido una flexibilidad enorme con las fintech, incluso ha dado autorizaciones condicionales para que cumplan todos los requisitos. Tampoco se vale ‘demonizar’”, concluye.

El futuro de las finanzas

Únete a los líderes globales de tecnología financiera que leen el boletín semanal de iupana



Regulación Fintech en Brasil: Buscando el equilibrio regulatorio

 

Últimos movimientos de regulación fintech en Brasil:

El Banco Central lanzó una consulta pública con un conjunto de propuestas normativas que buscan “armonizar” el tratamiento prudencial aplicable a los servicios de pago, independientemente de si se realizan por una entidad de pago o por una institución financiera. De materializarse, se sumarían nuevos estándares para que estas figuras puedan operar en el mercado.

El período de consulta concluyó en enero de este año, así que resta conocer su resultado.

 

Antecedentes:

Desde hace ocho años Brasil ha venido avanzando una serie de regulaciones que afectan el sector fintech; de forma específica en los subsegmentos de pagos, préstamos (P2P y directos) y crowdfunding.

A favor de estimular la competencia, en el 2013 se presentó la primera práctica regulatoria para el sector: la publicación de la Ley que regula el sistema de pagos mediante teléfonos móviles y tabletas (Ley 12.865/13).

De esta forma, las instituciones de pago empezaron a ofrecer servicios de pagos móviles, pero no otros servicios financieros, ya que estos siguen siendo de facultad única para los bancos y otras instituciones financieras reguladas.

Para el 2017, la Comisión de Valores Mobiliarios estableció la Instrucción CVM 588/17, la cual regula la oferta pública de distribución de valores emitidos por pequeñas empresas por medio de plataformas electrónicas de inversión participativa, mejor conocidas como plataformas de crowdfunding.

Más tarde, en el 2018, el Banco Central emitió la Resolución Nº 4.656 con el cual autoriza a prestamistas digitales actuar como una Sociedad de Crédito Directo (SCD), o cómo un Peer to Peer Lending (SEP - Sociedad entre Personas).

 

Lo que dicen los expertos:

Conforme el mercado ha ido evolucionando, el Banco Central ha ido sumado nuevas reglas, como el Reglamento Pix. De esta forma, la autoridad ha hallado el camino regulatorio para los nuevos modelos de negocio, y podría seguir asfaltando su trayecto bajo este ritmo.

No obstante, algunas partes del sistema se quejan de que la competencia se ha ido intensificando a medida que las fintechs han ido creciendo, lo que amerita reglas claras. El Central estaría buscando darle respuesta a esta “asimetría” regulatoria entre el sector tradicional y los nuevos jugadores.

“Una de las principales cosas que pretende hacer este reglamento es cambiar la carga [regulatoria] de algunas de las instituciones que operan en el sistema de pago, trayendo reglas que las hacen más onerosas”, explica Marcela Matiuzzo, socia de VMCA Advogados.

Este es un debate “muy presente” en la discusión financiera de Brasil y que debería reflejarse en la regulación pronto, de acuerdo con Matiuzzo; sin embargo, actualmente no hay una regla que cambie el equilibro entre ambas partes.

“No sé si sería muy útil [una Ley Fintech para Brasil]. Creo que hemos encontrado otras formas de alcanzar potencialmente los beneficios que una ley de tecnología financiera podría brindarnos, ello debido a la participación muy activa del Banco Central en la regulación específica al sistema”.

Pese a ello, la letrada considera que el contexto regulatorio en Brasil se está volviendo cada vez más “complicado” por la proliferación de jugadores relevantes, por lo que ahora deberán esperar los siguientes movimientos del regulador para ver cómo se estabiliza la balanza normativa.

“¿Qué hará el Banco Central? ¿Se mantendrá en su posición? El Banco ha tratado de inyectar competencia en el mercado, ha respondido hasta cierto punto a esta necesidad de innovación tecnológica y creo que tenemos mucha demostración de eso, como la banca abierta, así que creo que están realmente preocupados por nosotros y están tratando de responder a ello”, puntualiza.

¿Estas suscrito a nuestro boletín semanal?

Déja tus datos de contacto para recibir un informe especial sobre el sector de banca digital, fintech y pagos en América Latina cada lunes.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir

error: Alert: Content is protected !!