Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
escuchar_post
amenidad_post
carrera_liderazgo
recursos
web-story
opinion_post

El futuro de las finanzas en América Latina y el Caribe

octubre 19, 2021

Onboarding digital en México: El reto de la regulación

Abr 12, 2021

Por Fabiola Seminario
Onboarding digital identificación autenticación remota
El abordaje digital ha acelerado la inclusión financiera en México, pero la regulación “sigue siendo perfectible”, consideran especialistas de fintech y regulación

El onboarding digital es una de las herramientas que está impulsando la inclusión financiera en México; sin embargo, la regulación para la identificación remota de los usuarios aún no es óptima, representando un reto para el sector.

Una eventual flexibilización de las normativas actuales podría permitir brindar una experiencia satisfactoria de abordaje digital a los usuarios, sostiene Alehira Orozco, presidenta de Fintech México.

“Si bien hay mejoras, hoy todavía el regulador está pensando en una industria tradicional donde se requiere la firma autógrafa y el papel. Son procesos que la industria fintech puede cambiar por otros mucho más simples y rápidos”, indicó.

Gracias al onboarding digital, los bancos y las fintechs han logrado establecer con sus clientes una relación enteramente en línea, abriendo acceso a los servicios financieros a una nueva gama de usuarios. Para que funcione es imprescindible garantizar la seguridad en procesos tan delicados como la identificación del nuevo usuario.

La importancia del onboarding digital fue debatida en la Segunda Reunión de la Red FintechLAC, un grupo público-privado de fintech en América Latina y el Caribe, financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). En el encuentro, organizado por el BID y que tuvo como lema “Fintech: Un Camino hacia la Recuperación e Inclusión Financiera”, representantes del mercado trataron con especial énfasis los retos de la identidad digital.

Orozco, una de las participantes en la reunión, explicó que en estos momentos existe un “endurecimiento” normativo para las empresas en cuanto al onboarding.

Sin dar mayores detalles sobre la rigidez del marco regulatorio, Orozco dijo que debería mejorarse a fin de hacer el proceso más simple, sencillo y eficiente. La idea es que la contratación de servicios digitales se acelere, sin perder de vista el foco que es prevenir el lavado de dinero. Para ello se requiere de la participación del sector público y los actores de la industria.

Una de los cambios más recientes en la regulación fue aplicado en junio de 2020, cuando la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) emitió algunas disposiciones que las sociedades financieras populares (sofipos) deben cumplir para poder otorgar créditos forma remota, una necesidad que aumentó ante la crisis generada por el Covid-19.

Retos de adopción

Desde la CNBV, José Quesada, vicepresidente de Política Regulatoria, detalló que el onboarding digital enfrenta dos retos: una capacidad tecnológica de los jugadores del sector no homogénea y una identidad electrónica incompleta.

Pese a ello, el representante de la CNBV no descartó seguir “calibrando” la regulación, e ir caminando al mismo paso de la evolución digital.

“A veces parece que vamos con el acelerador y el freno puesto al mismo tiempo, pero es muy importante reforzar estos procesos”, dijo en referencia al apartado de conocer a su cliente (KYC) que resulta importante en temas de lavado de dinero.

El sector financiero mexicano ha sido víctima de diversos delitos en los que la documentación falsa y el robo de identidad han tenido incidencia. Además, el 23% de los directivos encuestados por KPMG el año pasado dijeron que su empresa había sido víctima de algún incidente de ciberseguridad en los últimos 12 meses.

En cuanto a la identidad digital, el vicepresidente admitió que si bien en el Registro Nacional de Población (Renapo) están alojadas las identificaciones de la mayor parte de los mexicanos, no cuenta con la información completa. Tampoco cuentan con los datos de la totalidad de clientes del sector financiero mexicano.

Quesada anunció que el banco central está trabajando en un proyecto de conexión entre todas las entidades para que todos los bancos puedan apoyarse con la verificación de la identidad de los usuarios.

“Es un tema prioritario. Debemos mediarlo con validación y conocimiento del cliente. Debemos buscar las mismas medidas de seguridad en todos los sectores”, dijo al respecto.

En esta misma línea, Orozco, de Fintech México, mencionó que se debe “empujar” para que exista una entidad digital de los usuarios, con el fin de no solo mejorar la experiencia, sino de otorgar certeza a las personas y a las empresas.

“La regulación del onboarding digital en México sigue siendo perfectible y necesita poner en el centro de la misma al usuario. Hoy solo nos enfocamos en atacar el problema de seguridad, y no en poner en el centro al usuario con la finalidad de que obtenga nuevos servicios financieros”, puntualizó.

Mucho por hacer en Latinoamérica

Iván Nabalón, consultor español en onboarding digital, explicó por su parte que esta herramienta permite “mantener una relación sin limitaciones, y/o la contratación de cualquier producto financiero que no esté limitado en monto o tipo de contratación. Es una relación tan segura como la presencial, pero de una forma digital”.

Nabalón comentó que si bien el Covid-19 ha ayudado a adoptar estas tecnologías en el mercado financiero, América Latina aún no ha alcanzado el nivel de otras regiones, como Europa.

Existen muchas prácticas de enrolamiento que permiten la verificación de identidad, como es la toma de fotografías a cédulas de identidad. Si bien estas herramientas son válidas para procesos de apertura de cuentas o nuevas contrataciones, tienden a ser muy limitadas por factores de producto o montos económicos, según explicó el experto.

«América Latina cuenta con algunos mecanismos de onboarding, como es el caso de Colombia, pero queda mucho por hacer”, puntualizó.

Nabalón anticipó que, junto al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), están trabajando en un documento de onboarding digital sobre la base de las mejores prácticas internacionales, el cual permitirá a los reguladores conocer las experiencias de otras regiones y adaptar sus propios marcos con una mirada más general de esta tecnología.

“El onboarding digital va a ser la palanca para que todas las entidades financieras, en cualquier nivel de riesgo, puedan empezar a hacer contratación a distancia y el famoso reto de la inclusión financiera pueda desaparecer”, concluyó Nabalón.

¿Estas suscrito a nuestro boletín semanal?

Déja tus datos de contacto para recibir un informe especial sobre el sector de banca digital, fintech y pagos en América Latina cada lunes.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir

error: Alert: Content is protected !!