Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
escuchar_post
amenidad_post
carrera_liderazgo
recursos
web-story
opinion_post

El futuro de las finanzas en América Latina y el Caribe

junio 12, 2021

Kiki del Valle: “La inclusión financiera sigue siendo una de las mayores oportunidades de la región”

Ene 27, 2021

Inclusión financiera

De cara al futuro, las empresas de tecnología financiera tienen que seguir siendo ágiles y flexibles y apoyarse en los socios adecuados del sector para desarrollar las herramientas adecuadas para cada necesidad financiera, dice Kiki del Valle, EVP Market Development para Mastercard América Latina y el Caribe

 

El 2020 puso en evidencia la enorme brecha financiera que se experimenta en América Latina, un escenario donde las fintech están aprovechando para ofrecer ofertas diferenciadas, mientras se enfrentan a otros retos, como una elevada exclusión de mujeres en el sistema.

Kiki del Valle, EVP Market Development para Mastercard América Latina y el Caribe, conversó con iupana sobre los retos de inclusión financiera a los que se enfrentan las fintech en el nuevo periodo, sumado a las acciones digitales clave para afrontarla con éxito.

 

Hemos visto muchos avances en la inclusión financiera este año, pero todavía hay muchos desafíos ¿Cómo está trabajando Mastercard con las fintech para afrontar esos retos?

En los últimos cinco años, América Latina ha experimentado un boom fintech que no ha hecho más que profundizarse con la pandemia y el aumento de la demanda de plataformas digitales. A finales del 2020, el comportamiento de los consumidores cambió para aprovechar nuevas tecnologías, como el denominado “contactless” (sin contacto), ya que los consumidores se volvieron más conscientes del uso del dinero en efectivo. Además, muchos más consumidores miraron al comercio electrónico como una ventana a sus necesidades cotidianas.

Debido a las medidas de cuarentena y al impulso adicional de las subvenciones gubernamentales en muchos mercados de la región, los consumidores recurrieron a las tarjetas y a las carteras digitales para acceder a los servicios digitales. De este modo, los consumidores y las pequeñas empresas se dirigieron a las ofertas financieras digitales para acceder a los fondos, realizar los pagos cotidianos de las necesidades básicas y gestionar los gastos entre sus amigos y familiares.

El “salto a lo digital” a nivel regional y mundial aceleró las oportunidades de bancarizar a los no bancarizados/no atendidos, apartándolos del dinero en efectivo. Por otro lado, las fintech se enfrentan a muchos desafíos debido a la débil situación económica, incluyendo la reducción de la inversión y la financiación, el aumento de los riesgos de ciberseguridad y el aumento del riesgo de impago, por nombrar solo algunos. Como consecuencia, en estos tiempos difíciles, las empresas de tecnología financiera corren el riesgo de perder la confianza de los inversores y de los consumidores.

De cara al futuro, las empresas de tecnología financiera tienen que seguir siendo ágiles y flexibles, y apoyarse en los socios adecuados del sector para desarrollar las herramientas adecuadas para cada necesidad financiera. A lo largo de los últimos cinco años, Mastercard ha trabajado con socios fintech, bancos, organizaciones no gubernamentales y gobiernos para desbloquear las oportunidades económicas y llevar a 500 millones de personas a la economía digital, y hemos visto los resultados tangibles.

Aunque nuestro trabajo ha logrado avances cruciales, es necesario hacer más. A principios de este año, Mastercard anunció un nuevo objetivo global para introducir a otros 500 millones de personas no bancarizadas en la economía digital para 2025, con un compromiso total de mil millones. La inclusión financiera sigue siendo una de las mayores oportunidades de la región, y las fintech podrían desempeñar un papel vital en su progreso.

También te puede interesar: Más allá de una cuenta bancaria: Los retos de la inclusión financiera en Latinoamérica

 

¿Cuál es el papel de las asociaciones fintech en la inclusión financiera?

La pandemia ha puesto de manifiesto los retos que supone estar excluido de la economía digital, lo que puede dificultar todo, desde el canje de un cheque de estímulo del gobierno hasta la compra de artículos en línea. En la actualidad, no se puede impulsar la inclusión financiera sin la inclusión de todos en la economía digital.

El crecimiento de la mentalidad de inclusión digital en la región es esencial para lograr un mercado próspero. En el contexto actual, la inclusión digital significa el acceso a una Internet asequible y robusta, a dispositivos habilitados para Internet, a la formación en alfabetización digital, al apoyo técnico y a las aplicaciones diseñadas para permitir y fomentar la autosuficiencia, la participación y la colaboración.

«La inclusión financiera sigue siendo una de las mayores oportunidades de la región, y las fintech podrían desempeñar un papel vital en su progreso.»

Aunque la inclusión digital en América Latina está en auge, hay que seguir trabajando para lograr un modelo sostenible. Fomentar la inclusión financiera aprovechando la digitalización implica eliminar las barreras de entrada, como las elevadas comisiones y las restricciones, aumentar el valor de los productos y servicios, y ofrecer una mayor educación digital y financiera -así como una mejor experiencia general del usuario- para construir una base de confianza para el futuro.

Las fintech están bien posicionadas para aprovechar el nuevo consumidor digital, proporcionando ofertas diferenciadas que incluyen un proceso de incorporación totalmente digital que aprovecha múltiples casos de uso, atendiendo al consumidor 24 horas al día, 7 días a la semana, gracias a nuevos canales de compromiso, y ofreciendo una solución de confianza a través de nuevas herramientas cibernéticas que protegen y aportan más transparencia al consumidor.

 

¿Por qué hay una brecha entre mujeres y hombres en la inclusión financiera?

El Índice de Inclusión Financiera (Findex) del Banco Mundial afirma que 1.700 millones de personas en todo el mundo (aproximadamente el 30% de los adultos) no están bancarizadas y, por lo tanto, se encuentran financieramente excluidas. La cifra es desproporcionadamente alta entre las mujeres, las poblaciones rurales y los desempleados o empleados informales. Entre las razones que explican la brecha de género en la inclusión financiera, Findex menciona la menor posesión de teléfonos, el mayor analfabetismo y la falta de acceso a los fondos y a la documentación por parte de las mujeres, factores que contribuyen a las disparidades de género en cuanto al acceso y uso de las herramientas financieras.

Pensando en las mujeres en un ámbito más amplio, más allá de las consumidoras, las propietarias de negocios se han visto afectadas de forma desproporcionada por la pandemia. Para maximizar el potencial de las mujeres emprendedoras en el futuro, los resultados del Índice Mastercard de Mujeres Emprendedoras 2020 (MIWE) indican el poder de las políticas orientadas al género para promover el éxito empresarial de las mujeres. También sugiere una creciente oportunidad para corregir el sesgo de género inherente e invertir más en las mujeres a medida que el progreso estructural en toda la industria elimina las barreras de entrada y aumenta el acceso a las soluciones digitales y financieras. La única manera de lograr un crecimiento inclusivo es construir un mundo más conectado en el que todos tengan el mismo acceso a una vida mejor.

 

¿Cómo pueden trabajar las fintech y los bancos para cerrar esa brecha de género?

Según el Banco Mundial de la Mujer, las mujeres son el mayor mercado sin explotar del mundo. Las instituciones financieras con visión de futuro están empezando a reconocer el potencial del mercado femenino como estrategia de crecimiento empresarial y la creación de productos neutros en cuanto al género es una necesidad para garantizar el éxito. En efecto, los datos demuestran que cuando los productos se crean pensando en las necesidades específicas de las mujeres, los hombres se interesan tanto o más por ellos.

Los estudios de mercado demuestran que, a la hora de decidirse por un nuevo producto o servicio, las mujeres tienen necesidades diferentes. Necesitan más información y hacen muchas más preguntas que los hombres. Las mujeres no se limitan a dar por sentado que un producto financiero nuevo o innovador les va a servir, sino que dan mucho valor a las opiniones de sus compañeros. Al final, este patrón de comportamiento de compra beneficia a ambos géneros.

 

¿Cuáles son algunas de las diferencias entre la forma en que los hombres y las mujeres utilizan los servicios financieros?

Se ha investigado mucho sobre las diferencias de género en la toma de decisiones financieras. Las mujeres controlan más del 85% de las decisiones de compra del día a día y, sin embargo, gran parte de nuestro mundo se diseñó sin tener en cuenta sus necesidades y sin que ellas participaran. Esto hace que se pierdan oportunidades que nos frenan a todos. Ahora tenemos la oportunidad y la responsabilidad de revertir esta situación comprendiendo mejor sus objetivos y aspiraciones y creando soluciones orientadas a las mujeres.

«Las instituciones financieras con visión de futuro están empezando a reconocer el potencial del mercado femenino como estrategia de crecimiento empresarial y la creación de productos neutros en cuanto al género es una necesidad para garantizar el éxito.»

Hoy en día, las mujeres toman un mayor control de sus finanzas y buscan una mayor simplicidad y estabilidad. Generalmente, también tienen más aversión al riesgo que los hombres, lo que crea una oportunidad para que los proveedores de servicios financieros les ayuden a sentir que tienen el control con soluciones como las protecciones de los seguros, por ejemplo. Asimismo, son más propensas a utilizar herramientas que les ayuden a obtener el máximo valor de sus compras, por lo que garantizar que haya ofertas y beneficios relevantes podría ayudar a impulsar la fidelidad.

Como selectores pragmáticos de la tecnología, adoptarán soluciones digitales cuando sean útiles o necesarias, pero no suelen ser los primeros en probar algo nuevo.

 

¿Cómo ayuda Mastercard a las mujeres empresarias?

Creemos que el camino hacia la seguridad financiera significa ir más allá del acceso y asegurarse de que las personas tienen las herramientas y el apoyo para crecer y tener éxito a largo plazo. Un ejemplo de ello es el apoyo que ofrecemos a las mujeres empresarias.

Mastercard siempre ha sido un defensor de las mujeres en los negocios y ha creado programas y estudios de investigación para apoyar su avance.

El Índice Mastercard de Mujeres Empresarias (MIWE) de este año sirve como fuente centralizada para analizar el amplio conjunto de variables que afectan al avance de las mujeres a nivel internacional. Es una muestra del compromiso de la marca para proporcionar una base de información que permita a los gobiernos, las empresas y los individuos tomar medidas decisivas mediante la aplicación de un apoyo específico de género que fomente una mayor paridad de género en el lugar de trabajo.

Este informe anual es uno de los componentes de nuestra misión más amplia de impulsar a los desconectados y desfavorecidos. Nuestro objetivo es proporcionar a 25 millones de mujeres emprendedoras de todo el mundo las soluciones que les ayuden a impulsar sus negocios mediante la financiación cruzada, las oportunidades de tutoría y el desarrollo de tecnologías inclusivas.

También esperamos seguir promoviendo sus esfuerzos de avance a través de programas como Start Path, que arroja luz sobre las mujeres fundadoras para obtener mayores oportunidades de inversión, y Path to Priceless.

También te puede interesar: Con alianzas, fintechs e instituciones financieras ganan en velocidad e innovación

 

Tech for Good es una nueva iniciativa ¿Cuáles son sus objetivos a largo plazo para la alianza?

El Tech for Good Partnership es un programa de asociación que fue creado para la región de América Latina y el Caribe. Se centra en los esfuerzos de inclusión digital y financiera para apoyar a los principales representantes de los sectores bancario, fintech y tecnológico, y tiene como objetivo mejorar la inclusión financiera y la recuperación de los negocios después de la crisis.

El programa está alineado con el compromiso global de Mastercard con la inclusión financiera, que se ha comprometido a incorporar un total de mil millones de personas y 50 millones de micro y pequeñas empresas a la economía digital para 2025.

Para lograrlo, la iniciativa busca ampliar las asociaciones entre los miembros, de modo que se pueda desplegar la infraestructura necesaria para impulsar la inclusión financiera, se aceleren los esfuerzos comerciales del sector privado y haya un mayor compromiso para aumentar las inversiones que apoyen la inclusión financiera en ALC. Gracias al alcance y la conectividad de Mastercard, creemos que podemos unir a las organizaciones e integrar las iniciativas actualmente fragmentadas bajo un único movimiento para lograr el mayor impacto.

La Asociación puede inspirar a otros a participar compartiendo las mejores prácticas y mostrando ejemplos de cómo la inclusión financiera innovadora crea oportunidades de crecimiento.

 

¿Hay algunos de los principales logros de Tech for Good que pueda destacar?

Desde su creación en septiembre, la Asociación Tech for Good se ha centrado en el diseño de iniciativas con los sectores de la banca, los servicios financieros y la tecnología. Los socios actuales incluyen a Bancolombia, Banco Galicia, Citibanamex y fintechs como Mercado Libre y PayPal.

«A través de la Asociación Tech for Good, existe la oportunidad de seguir abordando los puntos débiles clave en 2021, como el acceso, el uso y la educación de los productos financieros y de seguros, así como aumentar las tasas de ahorro e influir en los comportamientos financieros que pueden fortalecer la resiliencia contra futuras crisis económicas.»

Hemos colaborado entre los socios para desarrollar nuevos modelos de negocio y soluciones que se centran en la expansión y provisión de servicios y recursos financieros básicos en la región, incluyendo: el acceso al crédito, la provisión de ayuda financiera y la creación de herramientas educativas para los millones de latinoamericanos que han quedado en situación de vulnerabilidad tras la pandemia.

A medida que continuamos mejorando y ampliando el alcance de la Asociación Tech for Good en todo el sector, esperamos que el programa sirva de ejemplo para que otras instituciones lo sigan y, principalmente, fortalezca a las comunidades y a los consumidores a los que servimos.

 

¿Cuáles serán las áreas y estrategias prioritarias de Tech for Good en 2021?

La Asociación Tech for Good continuará aprovechando su experiencia y activos colectivos entre los socios miembros para abordar los desafíos de los cuatro segmentos objetivo clave: las mujeres, los receptores de subsidios gubernamentales, los gig workers conectados a las plataformas digitales y las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES).

Estos grupos han experimentado una variedad de desafíos exacerbados por la pandemia del COVID-19. A través de la Asociación Tech for Good, existe la oportunidad de seguir abordando los puntos débiles clave en 2021, como el acceso, el uso y la educación de los productos financieros y de seguros, así como aumentar las tasas de ahorro e influir en los comportamientos financieros que pueden fortalecer la resiliencia contra futuras crisis económicas.

Un ejemplo reciente derivado de nuestro trabajo continuo en este espacio es una alianza entre Mastercard y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), a través de la cual se lanzó Star Path Empodera, una aceleradora de negocios que promueve el emprendimiento femenino y la inclusión financiera en Colombia.

A través del programa, proporcionamos nuestro modelo global galardonado Start Path, experiencia y marca para estimular el crecimiento y la sostenibilidad de emprendedoras en etapa inicial que se centran en resolver problemas que requieren tecnología única, apuntar a un gran mercado con potencial para alto crecimiento y tener un modelo de negocio repetible.

También te puede interesar: Crece la gig economy en Latam, y con ella la oportunidad de brindar servicios a sus trabajadores

 

¿Cuáles son sus prioridades para las asociaciones digitales en Mastercard en 2021?

Nos centramos en impulsar soluciones comercialmente sostenibles desarrolladas junto a nuestros socios digitales para seguir teniendo un impacto positivo en las comunidades en 2021. En el marco de nuestro modelo de colaboración, aprovechamos nuestra tecnología y experiencia para asegurar el ecosistema, permitir nuevos flujos de pago y acelerar la inclusión financiera.

Seguimos comprometidos con la construcción de un futuro inclusivo, en el que todos se beneficien de la economía digital para la mejora de la sociedad a través de nuevos modelos de negocio innovadores, diferentes tecnologías y una participación activa de diferentes partes interesadas como las fintech, los gobiernos, los comerciantes y los bancos, entre otros.

Esta entrevista forma parte de una serie sobre las finanzas digitales, realizada en conjunto con Mastercard. Explora la serie completa aquí.

¿Estas suscrito a nuestro boletín semanal?

Déja tus datos de contacto para recibir un informe especial sobre el sector de banca digital, fintech y pagos en América Latina cada lunes.

Español English Português

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!

Compartir