Descubre el futuro de las finanzas en América Latina y el Caribe

“Latinoamérica necesita capital”: Pierpaolo Barbieri, CEO de Ualá

May 9, 2022

Por Eyanir Chinea

El fundador del unicornio deletrea su estrategia en México al lanzar Ualá Bis, un servicio de pagos para pymes -y explica su apuesta por el ecosistema fintech.

Si bien el sector fintech de América Latina lleva unos dos años anotando récords de inversión, todavía queda mucho espacio para que capital fresco inunde la región. Así lo considera Pierpaolo Barbieri, CEO de Ualá, el unicornio argentino valorado en US$ 2.450 millones -en parte, un producto de ese boom de fondos.

La billetera, que ha ido evolucionando a neobanco, lanzó en México a finales de abril su nueva iniciativa de pagos enfocada en pequeños negocios, Ualá Bis. Es una solución de adquirencia que promete generar impacto en el mercado, al generar una comisión fija más barata que la de la competencia. También acredita los montos en tiempo real a la cuenta seleccionada por el comerciante, eliminando el proceso de compensación que toma varios días.

Poco después, Barbieri también anunció la compra de la plataforma de comercio electrónico argentino Empretienda, emulando los movimientos de otras fintechs como la brasileña Nubank, que están probando aguas en otras industrias fuera de la financiera, con el fin de construir súper ecosistemas. La idea es abarcar todos los eslabones de la cadena comercial, desde las preferencias de los clientes y el marketing para llegar a ellos, hasta la venta, financiamiento y entrega de los productos o servicios.

“It takes money, to change money”, dice Barbieri en entrevista con iupana, tras el evento de lanzamiento de Ualá Bis en la Ciudad de México. Advierte que es una frase tomada de “un gran inversor de Ualá» que le sirve como inspiración para la construcción de su ecosistema.

“Creemos en la próxima generación de emprendedores y emprendedoras. Latinoamérica necesita capital de para poder crecer, empezar nuevos proyectos. Nosotros en Ualá tuvimos la suerte de tener algunos de los mejores inversores del mundo”, agrega.

Esos mismos inversionistas se convirtieron en el equipo de dirección de la fintech y ahora, en la firma de capital de riesgo 17Sigma, su nueva apuesta. Aunque es una empresa independiente, comparte con Ualá inversionistas y equipo directivo.

El fondo anunció en abril que inicialmente dispondrá de US$ 30 millones para startups en etapas tempranas. “Es apostar para crear competencia y nuevas ideas en cualquier sector. Estamos invirtiendo en una empresa de agricultura, en una de salud, en otra de habitación”.

Barbieri nombró a Bianca Sasson, ex Kaszek, como líder del equipo que tiene algunos nombres destacados de la industria entre sus patrocinantes, como Marcelo Claure, ex SoftBank o Sebastián Mejía, cofundador de Rappi.

Estrategia de Ualá en México: ‘Redoblamos la apuesta’

No obstante, el fundador añade que su trabajo full time seguirá al frente de Ualá. La fintech fue lanzada en octubre de 2017 en Argentina, alcanzando pronta notoriedad y adopción. En octubre de 2020 llegó a México, donde ya tienen unos 400.000 clientes y donde también a finales del año pasado compraron el banco ABC Capital, como una vía para abordar la regulación y explotar la licencia del banco para expandir su portafolio de servicios.

La compra todavía tiene que ser autorizada por el regulador local. Mientras, lanzaron Ualá Bis.

“El lanzamiento de Bis redobla nuestra apuesta en México, que para nosotros es el futuro de Ualá”, dice Barbieri. “Es un país tres veces el tamaño de Argentina y creemos que su potencial es básicamente infinito. El porcentaje de pagos y cobros digitales son aún menores que en Argentina. Entonces, tiene una población más grande, más joven y menos digitalizada”, agrega.

Ualá Bis funciona a través de una aplicación y viene acompañada de un terminal de punto de venta móvil. Puede ser ordenado a través de la app y enviado a domicilio, una opción con la que esperan llegar a sitios remotos.

“Queremos crear todo un ecosistema, porque las personas no solo necesitan una tarjeta de débito también necesitan una solución de cobro, un método de ahorro e inversión, de crédito y asistencia”, dice el CEO.

“Vivimos en una región donde más del 50% de los adultos siempre estuvo condenado al efectivo. Y el efectivo es cómodo, pero al mismo tiempo no te permite ahorrar, invertir, tener historial crediticio. Tampoco ayuda a la movilidad social”, dice el historiador de profesión.

Adquirencia en boga: A competir con comisiones

El reciente lanzamiento de Ualá se alinea con otros movimientos de la industria como Paga con Rappi o NuPay for Business, servicios similares con énfasis en las pequeñas empresas, un sector tradicionalmente desatendido que está captando atención fintech.

Barbieri explica que el producto, como todos los que presentan, está basado en un análisis de su información transaccional y siguiendo las preferencias de los usuarios. “Basamos todas nuestras decisiones en datos, no en sentimientos”, dice.

La empresa agrega que buscarán diferenciarse por su facilidad de uso y experiencia de usuario, aunque apuestan que su mayor gancho sea la comisión competitiva y las transferencias inmediatas.

“De nuestro lado, en la pandemia creció mucho el uso de medios digitales para pagar”, explicó en el lanzamiento Maia Eliscovich Sigal, directora de Ualá Bis.

“Hubo un 66% de incremento de operaciones de ventas digitales. Pero si vemos el crecimiento de terminales nos damos cuenta que ese crecimiento no fue tan alto; fue solo de 26%”.

“Estos datos nos dicen que el momento para lanzar en México es ahora, porque claramente hay una oportunidad de ofrecer algo diferente a lo que hay en el mercado”, añade.

Fondos listos: Ualá invertirá US$ 100m en México

La empresa adelanta que seguirá explorando verticales, financieras o no. El año pasado lanzaron en Argentina una solución de seguros y asistencias que se puede comprar a través de su aplicación. También presentaron una plataforma de inversión. Ninguna de las dos opciones ha sido descartada para México, aunque reconocen que están a la espera de la licencia para tomar nuevas decisiones.

Mientras, para seguir expandiendo su red, en enero aterrizaron con la billetera en Colombia, donde funcionan como una entidad autorizada.

“Nuestra valoración es un umbral imaginario, cómo los unicornios. Esa no es nuestra zanahoria. Nuestro fin es seguir creciendo”, dijo Julieta Biagioni, directora de comunicación de la empresa durante la presentación a la prensa de Bis, donde también anunció que tienen US$ 100 millones para invertir en el corto plazo en México y crecer la operatoria con nuevas contrataciones.

“Después veremos otros mercados. Hay muchos deseos de seguir creciendo”, agrega Barbieri.

Sigue las tendencia de la banca digital, pagos y fintech de LatAm

Únete a los líderes mundiales en tecnología financiera que leen los informes de iupana

Compartir