21 septiembre, 2020
¿Necesita Perú una Ley Fintech? Bancos creen que sí pero startups dudan

Perú Ley Fintech: La fuerza colaborativa entre la banca y el sector fintech sigue en evolución. Desde el BBVA han hecho avances en innovación, pero les preocupa la falta de regulación de sus nuevos socios

Imagen
Por: Fabiola Seminario

 

Tanto el sector fintech como la banca peruana ven un futuro prometedor – y rentable – en la colaboración, especialmente para solventar puntos de fricción con soluciones tecnológicas y eficientes. Y, aunque nuevas herramientas digitales se están generando, algunos jugadores del sector bancario están preocupados por los próximos pasos a seguir, porque argumentan que no existe un punto de partida claro y compartido para ambos.

Perú ha venido sumando avances en materia jurídica para la industria fintech. No obstante, no cuenta con un paraguas jurídico que salvaguarde y regule al sector, como tienen otros países de la región como Brasil o México, y que ha demostrado darle una sensación de seguridad a las colaboraciones intersectoriales, un punto particularmente importante para la banca.

En la acera de al frente, las startups creen que una mayor carga regulatoria generaría cuellos de botella innecesarios.

En conversación con iupana, Claudia Ganoza, gerente senior de Open Innovation en BBVA Perú, consideró que, si la industria fintech estuviese regulada, las colaboraciones serían más sencillas, “porque sería un punto menos de preocupación, ya que no es responsabilidad sola del banco. Nosotros, como entidad financiera, aplicamos las medidas de seguridad del Grupo – como seguridad de la información y términos legales – que son los puntos que nos hacen más difícil la conexión del startup con el banco.”

Ganoza aseguró que BBVA Perú está abierto a las posibilidades de colaboración y generación de nuevas oportunidades enfocadas en resolver los puntos de dolor que puedan tener sus clientes y que, de hecho, han desarrollado un proceso de conexión con las fintech, mientras siguen buscando puentes. Previamente, explica, deben pasar por un análisis global, y más tarde local.

“Las mayores dificultades las hemos encontrado en temas de sustentación, en la forma en la que están modeladas las soluciones”, detalló, a la vez que puso como ejemplos los nexos con startups de otorgamiento de créditos y ligadas al tipo de cambio. Para la directiva, al ser el banco una institución regulada y fiscalizada, “no se pueden incorporar fácilmente este tipo de soluciones”.

 

Dificultades regulatorias en la conexión

Cada vez más, los bancos apuestan por las colaboraciones, especialmente porque tienen necesidades digitales que pueden ser subsanadas rápida y eficientemente con las soluciones de terceros.

A la fecha, BBVA Perú tiene tres alianzas ejecutadas, una docena de conversaciones abiertas y en proceso de evaluación y dos más en proceso de ejecución, una de ellas con Kontigo, una fintech peruana especializada en el desarrollo de infraestructura tecnológica para financieras, con quien se está llevando a cabo un proceso de digitalización de préstamos por convenio.

La prueba piloto arrojó una mejora en el tiempo de desembolso: de una semana se ha reducido a 1 o 2 días, gracias a la automatización del proceso. Muchos de los procesos que realizaba el banco antes eran manuales, lo que demoraba la evaluación crediticia.

También te puede interesar: Tiempo óptimo para el onboarding digital es de 2 minutos, sostiene Rappi

Mario Cruz, CEO y Cofundador de Kontigo, dijo que muchas instituciones tienen temor de los órganos regulatorios, aunque agregó que existe recelo en la banca del expertise que caracteriza al sector.

“En las múltiples reuniones que hemos tenido con las empresas financieras, hay áreas como riesgos, seguridad de la información y legales que tienen el temor de trabajar con fintech porque las ven como informales, que salen del proceso de su estatus de regulación, porque le temen a la reacción de la Superintendencia (de Banca, Seguros y AFP) que, al trabajar con una fintech, puedan ponerle el ojo a la entidad financiera”, explicó Cruz.

Cruz agregó que, a la hora de asociarse con bancos, las fintech deben cumplir una extensa normativa, aunque no exista una ley marco.

“Existe un legacy dentro de la compañía financiera de personas que tienen años ahí y ven a las fintech como una competencia y algo que va a reemplazarlos […], pero las fintech vienen a sumar”, agregó.

 

Sin conversación

Desde la Asociación Fintech del Perú, por su parte, creen que las colaboraciones entre banca y fintech han tenido una evolución positiva en los últimos años, y que continuarán así, debido a que estos modelos de negocio permiten actuar rápidamente, sin demasiada burocracia.

Para darse cierto piso jurídico, Perú cuenta con el Decreto de Urgencia 013-2020 que promueve el acceso a financiamiento para micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES), emprendimientos y startups, así como una nueva reglamentación de leasing financiero elaborada por la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP del Perú (SBS), a publicarse en un par de semanas.

“No he visto una dificultad regulatoria. He visto que la regulación camina muy bien para ayudar a las fintech”, aseguró Carlo Dioses, vicepresidente de comunicaciones de la Asociación.

También te puede interesar: Pagos digitales y comercio electrónico ganan confianza

Para Billex, fintech de divisas que genera operaciones de cambio para clientes empresariales y naturales, la raíz de la fricción entre los bancos y las instituciones de tecnología financiera no está en la falta de una ley.

“En el caso de fintech de divisas, hay bastantes políticas en el lavado de activos. Creo que el sistema tradicional bancario no ha entendido bien que el negocio fintech está bien supervisado internamente”, sostuvo Javier Pineda, CEO y fundador de Billex. “No hay una conversación donde uno entienda la conversación del otro y eso hace distante la colaboración”, se lamentó.

En términos de regulación para el sector, Pineda consideró que más allá de esperar una normativa, los acercamientos orgánicos entre bancos y fintech ayudarían. Aseguró que hay intentos, pero con éxito limitado.

“Quién tiene que tocar la puerta son las fintech. Hoy, el flujo de negociación va de abajo hacia arriba”, finalizó Pineda.

Claudia Ganoza, gerente senior de Open Innovation en BBVA Perú, estará presente en el Lima Fintech Forum 2020 durante el panel ‘Interacción de la Banca y Fintechs’ Haz clic aquí para obtener tus entradas con un descuento de 30% por formar parte de la comunidad iupana

Suscríbete al Boletín
Nuestro boletín gratuito te ofrece noticias y análisis de tecnología aplicada al sector financiero y bancario de América Latina cada lunes. Ejecutivos de los bancos y empresas de tecnología más grandes de la región ya lo reciben. Deja tus datos de contacto aquí para suscribirte
Español English Português

Próximos Webinars