15 mayo, 2018
Adopción de blockchain en Brasil: Fase temprana

OPINIÓN: Se necesita mucho más que cambios tecnológicos para que se cumplan las promesas del blockchain, según Carl Amorim del Blockchain Research Institute en Brasil

Imagen
Por: Carl Amorim

 

Hace poco más de un año sacamos la versión en portugués del best seller de 2016, Revolución del Blockchain, y blockchain se ha convertido en el furor de Brasil, casi como si alguien hubiera pasado un suiche y por eso hubiera empezado a florecer un nuevo negocio.

Eventos, ferias de startups, talleres y clases temáticas – para abogados, financieros, desarrolladores, etc, en todas partes. No me sé los números, pero pareciera que el país entero ha decidido que el blockchain es la cura de todos los males en este momento.

En un país que ha atravesado una situación muy difícil desde 2014  — con un expresidente, algunos gobernadores, políticos y hombres de negocios en la cárcel — toda esta fe en una nueva tecnología en sus inicios, es peligrosa.

Yo empecé a explorar el potencial de blockchain en 2015. Y está claro que se necesita mucho más que cambios tecnológicos para que se cumplan las promesas del blockchain en una topología distribuida. Estoy hablando de cómo se organizan los jugadores, no de la arquitectura de procesar la data. Se requiere un cambio cultural profundo.  

Las organizaciones, gobiernos e incluso los individuos necesitarán aprender cómo organizar sus procesos, modelos de negocios y sus trabajos en esta nueva distribución. De lo contrario, vamos a estar comprando Ferraris y usándolos como Uber.

Una semana después del BitConf, uno de los eventos de blockchain más antiguos de Brasil, la impresión era que Brasil no sólo está usando Ferraris, sino también Lamborghinis, Porsches y muchos más como carros para Uber. El evento ocupó uno de los centros de convenciones más importantes de Sao Paulo, y la gran mayoría de los patrocinantes eran casas de cambio de cryptomoneda. Tienda por tienda: todo lo que se escuchaba era sobre cambio de crypto, cómo invertir, especular y obtener ganancia. Un colega activista de blockchain vino de Argentina y expresó su decepción sobre cuán tarde se estaba desarrollando el ecosistema brasilero.

 

Reguladores divididos

Claro, hay algunas buenas iniciativas. Las compañías de tecnología brasileras — de finanzas, de seguros, de derecho y de agricultura — están floreciendo y hay muchos eventos, muchos inversionistas VC visitando e invirtiendo, y ICOs (Initial Coin Offerings) siendo estudiados. Pero — siempre hay un pero — no es suficiente. El Banco Central de Brasil comprende claramente los cryptoassets y ha adoptado una posición de “esperaremos y veremos”, monitoreando de cerca el mercado, pero resistiéndose a nuevas regulaciones que podrían causar más daños que bienestar. En contraste, el CVM — equivalente a nuestro SEC — ha tomado una posición más conservadora.

CVM entiende que si una moneda ICO se puede clasificar como activo, tiene que cumplir con las regulaciones viejas de activos. Esto no sólo hace más lentos los ICOs en Brasil, sino que los empuja fuera del país. Los emprendimientos brasileños se están yendo a Estonia, Portugal o Suiza para hacer sus ICOs y sus TGEs (eventos de generación de tokens), vendiendo su moneda fuera de Brasil. Los inversionistas están arriesgándose a tener problemas legales cuando compran esos tokens yendo en contra de las regulaciones del CVM que le prohiben a los ciudadanos brasileños invertir en tokens emitidos fuera de sus fronteras.

Podemos también añadir una resistencia fuerte por parte de los bancos. Brasil es un mercado muy concentrado, con un grupo pequeño de bancos que tiene casi 90% del mercado. Están en una cruzada contra las cryptomonedas,  obligando a todas las partes a hacer los intercambios bajo órdenes de tribunales y prohibiendo que se mencionen los bitcoins en sus eventos.

 

Nuevos proyectos

Una vez dicho esto, entiendo que Brasil está aprendiendo, y aprendiendo rápido. Podemos ver varias iniciativas de pagos en el horizonte, que va a incrementar la aceptación de las cryptomonedas en las ventas y estimular las microfinanzas de las comunidades pobres. También podemos ver venir operaciones financieras más sofisticadas, titularizaciones agrícolas y tokens de mercancía que serán una realidad en el cuarto trimestre del año. El área de bienes raíces lo seguirá muy rápido, ya que la desocupación es un real problema en propiedades comerciales. Los proyectos de identificación digital están siendo probados, que va a ayudar a que se implementen procedimientos Know Your Customer más estrictos en todos los intercambios y que se calmen las cosas en los bancos y en el CVM.

El ecosistema de blockchain también se está organizando mejor. Cuando las compañías crecen, se tornan más políticas y menos anarquistas, empezando a entender la parte institucional del emprendimiento y la necesidad de negociar con el gobierno e interactuar con los que elaboran las políticas.

Todavía hay mucho por hacer pero, si recuerdo bien, esto se llama oportunidad, no problema.  

Carl Amorim es representante ejecutivo del Blockchain Research Institute en Brasil. Es el coeditor de la versión en portugués del libro Revolución del Blockchain y tiene amplia experiencia aconsejando a compañías brasileñas sobre el rol de la tecnología en sus negocios.  

Lée más cobertura sobre blockchain aquí

Imágen: Brasil em Festa, por Antonio Thomás Koenigkam Oliveira

Suscríbete al Boletín
Nuestro boletín gratuito te ofrece noticias y análisis de tecnología aplicada al sector financiero y bancario de América Latina cada lunes. Ejecutivos de los bancos y empresas de tecnología más grandes de la región ya lo reciben. Deja tus datos de contacto aquí para subscribirte
Encuesta

Creador de encuestas – impulsado por Riddle