13 mayo, 2019
Banca abierta pone en la mira a los gigantes de la banca brasileña

El Banco Central de Brasil avanza con el sistema para compartir datos en el área financiera, que propone traer transparencia y competencia sin precedentes al sistema bancario brasileño

Imagen
Por: Katie Llanos-Small

 

El Banco Central de Brasil ha demostrado su seriedad al respecto de promover la competencia en el denso sistema bancario, estableciendo planes para unas revolucionarias regulaciones de banca abierta.

Las nuevas reglas obligarán a los cinco bancos más grandes del país, que tienen 80% de los depósitos en Brasil, a compartir la data de los clientes con terceras partes.

“Banca abierta provee transparencia, y le permite a los clientes comparar los servicios y los precios,” dice Larissa Arruy, socia en la firma brasileña Mattos Filho.

“Los bancos tradicionales ya están lidiando con la competencia. Lo nuevo ahora es que los consumidores van a tener la información a la vista y van a poder comparar sin mayor esfuerzo.”

El Banco Central va a lanzar una consulta pública a un proyecto de ley más tarde este año, con el propósito de implementar las nuevas reglas en el segundo semestre del año que viene.

“Tiene mucho potencial para causar una ruptura,” dice Arruy. “Y el Banco Central está siendo muy cuidadoso en la manera en la que se dirige al mercado y estableciendo nuevos estándares para data sharing.”

Los que proponen estas reglas dicen que la transparencia que promete la banca abierta también será una victoria para los consumidores, que se beneficiarán de menores tarifas y mejores tasas de interés. Los cambios también le permitirán a las startups de fintech y a los bancos brasileños más pequeños elevar su presencia en el mercado, haciendo los cambios de proveedor más fácil para los consumidores.

Leer también: Bancos brasileños prueban plataformas de open banking

Efecto triple

Banca abierta es una de tres cambios regulatorios que tienen el potencial para cambiar drásticamente la industria de servicios financieros de Brasil.

También se está trabajando en un cambio radical en la industria de pagos en Brasil, que va a disminuir significativamente los ingresos de los bancos y las compañías de pagos y un sandbox regulatorio para probar nuevos productos en un ambiente controlado.

Este trío de cambios están planificados para finales de 2020.

“Esas tres cosas, individualmente y combinadas, son muy importantes para el ecosistema financiero brasileño,” dijo Bruno Diniz, socio de Spiralem Consulting en Sao Paulo.

“Después de 2020, hay un potencial para cambiar mucho, y muchos jugadores claves, incluyendo Big Tech, están esperando para aprovecharse de esos cambios.”

Leer también: Bancos brasileños le dan prioridad a desarrollo de APIs

Las preguntas de la banca abierta en Brasil

Por ahora, la industria financiera brasileña está esperando con ansias los detalles del marco de banca abierta que será implementado.

Globalmente, los bancos y las otras compañías que ofrecen data para que otros la usen, cobran por el servicio. Los precios se rigen por una variedad de modelos, incluyendo tarifas por transacción o por consulta y suscripciones para uso regular.

Por ahora, el Banco Central ha dicho que permitirá a los bancos cobrar por data y que le permitirá a la industria decidir cuál es la mejor manera para organizar eso. Pero algunos están escépticos sobre un acuerdo de precios entre los jugadores de la industria.

“Si el mercado no puede ponerse de acuerdo sobre los costos, el Banco Central podría imponer regulaciones,” dice Bruno Balduccini, socio en Pinheiro Neto en Brasil.

Hay un aspecto importante de la legislación de protección al consumidor en Brasil, que hace a todas las compañías de una cadena de producción responsables por las quejas de los consumidores finales.

Balduccini da el ejemplo de un consumidor hipotético cuya data se comparte entre un banco grande, un banco pequeño y una empresa fintech.

“Si un hacker logra entrar, en alguna parte, y vacía su cuenta bancaria principal, ¿quién es responsable? ¿Quién debe pagar? Hay muchas discusiones sobre este aspecto de las regulaciones para los consumidores y para la banca abierta,” dice Balduccini.

Leer también: México acelera reglamento de banca abierta

Datos abiertos vs privacidad

Los aspectos técnicos de cómo se va a compartir la información entre los bancos y las startups también deben ser definidos. Las interfaces de programación de aplicaciones (APIs) son el estándar moderno para la banca abierta, porque ofrecen seguridad y confiabilidad. Pero el componente técnico va más allá de eso, e incluye preguntas sobre cómo los bancos pueden obtener permiso de los clientes para compartir sus datos.

“Esto está conectado a la ciberseguridad y a la privacidad,” dice Arruy. “Los jugadores tradicionales de los servicios financieros están acostumbrados, han estado lidiando con esto por mucho tiempo, han adoptado mecanismos para asegurar que siempre se cumpla con estos requerimientos y quieren asegurarse de que otros jugadores tengan también que cumplir los mismos requerimientos.”

¿Desea más reportes específicos sobre los desarrollos tecnológicos de los bancos de América Latina? Únase a los líderes mundiales en tecnología financiera que leen el boletín semanal de iupana

Suscríbete al Boletín
Nuestro boletín gratuito te ofrece noticias y análisis de tecnología aplicada al sector financiero y bancario de América Latina cada lunes. Ejecutivos de los bancos y empresas de tecnología más grandes de la región ya lo reciben. Deja tus datos de contacto aquí para suscribirte
Español English Português

Encuesta