10 septiembre, 2018
Registro de tarjetas de crédito abre oportunidad de fintech en Brasil

Las reglas planificadas para trackear cuentas por cobrar de tarjetas de crédito podrían estimular la competencia, tecnología en pagos brasileños y finanzas SME

Imagen
Por: Katie Llanos-Small

 

Los bancos brasileños podrían perder su gran parte del mercado del financiamiento en tarjetas de crédito por un cambio de reglas que está planificado, con lo que también aumentarían los requerimientos tecnológicos y se abriría el camino para emprendimientos.

El Banco Central de Brasil quiere que los bancos y otros emisores de tarjetas de crédito registren la información de cuentas por cobrar en tarjetas de crédito en bancos de data centralizados. Espera que la medida facilite y haga más económico para los pequeños negocios tomar préstamos contra sus créditos.

Los cambios también mandarían a los bancos, emisores de tarjetas y registros centrales a desarrollar nuevos sistemas de interoperabilidad para compartir la información.

“Para que un registro confirme que un crédito es real y se indique si es adecuado el colateral, un sistema tendrá que ser capaz de hacer el match entre varios conjuntos de data,” dijo Larissa Arruy, socia en Mattos Filh en Sao Paulo. “Entonces, la tecnología va a ser muy importante para esto.”  

 

Financiamiento de créditos

Los pequeños y medianos negocios (SMEs) en Brasil, no reciben normalmente dinero por pagos con tarjeta de crédito hasta que el cliente arregla su factura mensual, una espera que puede durar semanas. Adicionalmente, los clientes pagan productos en cuotas.

Esos dos factores implican que las SMEs regularmente usan las facturas de las tarjetas de crédito como colateral para los préstamos, tomando en cuenta las que ya existen y pidiendo préstamos contra el flujo de caja proyectado a futuro.

Las nuevas reglas propuestas por BaCen el miércoles buscan introducir mayor competencia a esa área de financiar pequeños negocios y a la larga, bajar el costo de pedir un préstamo.

“La mayoría de las transacciones por cobrar se ejecutan en grandes bancos,” dice Rubens Vidigal Neto, socio de PVG Abogados.

“Una vez que los requerimientos entren en vigencia, los bancos pequeños y las pequeñas firmas de fintech verán si una cuenta por cobrar será tomada en cuenta.”

Esto reduce el riesgo de fraude por parte de compañías que toman préstamos dos veces contra la misma cuenta por cobrar o contra unas falsas, y por esto puede aumentar la competencia, añadió.

 

Mandato de interoperabilidad

La propuesta del Banco Central pone a la interoperabilidad muy alto en la lista de prioridades. Las nuevas reglas requieren que los agentes que registren la transacción ofrezcan información de una manera que sea compatible con cada una de ellas y que otros potenciales prestamistas puedan acceder fácilmente.

Tres compañías han sido aprobadas para ofrecer servicios de registro:  CIP, que ofrece también transacciones de tarjetas de crédito,  B3, mercado de valores y cámara de compensación, y la nueva CERC.

La propuesta de BaCen también llama a las instituciones financieras y compañías de pagos, a través de sus asociaciones, a resolver los aspectos operativos de obedecer las regulaciones.

“Este es un nuevo enfoque, delegar la responsabilidad y exigirle al mercado que establece un sistema de autorregulación,” dijo Arruy.

El Banco Central está tomando opiniones sobre la propuesta hasta e 30 de noviembre, este largo período hace entender que están preparados para recibir muchas respuestas.

Suscríbete al Boletín
Nuestro boletín gratuito te ofrece noticias y análisis de tecnología aplicada al sector financiero y bancario de América Latina cada lunes. Ejecutivos de los bancos y empresas de tecnología más grandes de la región ya lo reciben. Deja tus datos de contacto aquí para subscribirte
Test