9 septiembre, 2019
Nuevas restricciones de PayPal demuestran fortaleza de bancos

Big tech y los bancos: Las instituciones financieras sostienen que sus capacidades de cumplimiento y manejo de riesgos son buenas defensas ante la amenaza competitiva que representan las big techs.

Imagen
Por: Katie Llanos-Small

 

No cabe duda que empresas de big tech se están abriendo camino en en la industria de servicios financieros, sin embargo los bancos todavía tienen trucos bajo la manga para complicar a sus nuevos competidores.

En particular, las instituciones financieras se benefician de sus robustas divisiones de cumplimiento y manejo de riesgo, mencionan los especialistas. La reciente decisión  de PayPal en México, de dejar de captar depósitos, subraya este punto. 

“Bancos, a diferencia de las fintechs, están altamente reguladas, cuentan con sistemas de compliance, de PLD, de conocer a los clientes,” dice Giorgio Trettenero, secretario general de Felaban. “Además, están muy preparadas con el tema de ciberataques, ciberamenazas.”

Manejo de riesgo y procesos de cumplimiento vienen a ser una ventaja importante al ver que compañías de tecnología se mueven hacia los servicios que tradicionalmente han sido dominio de bancos regulados, como aceptar depósitos en billeteras digitales, ofrecer préstamos, y facilitar pagos.

Esta tendencia está cambiando las dinámicas del mercado drásticamente, incrementando la competencia en los bancos pero también creando oportunidades para que las entidades reguladas trabajen con las plataformas big tech. 

Para los bancos, lidiar con regulaciones y procesos de cumplimiento no solo les permite a mantenerse del lado de la ley. También impulsa el negocio. Los clientes, especialmente los corporativos, valoran la confianza que se gana con trabajar con instituciones financieras reguladas. 

La reciente decisión de PayPal en México subraya la importancia de las regulaciones y su cumplimiento. La compañía global de pagos es una de varias empresas de tecnología que han informado a sus usuarios mexicanos que ya no pueden mantener dinero en sus cuentas. En cambio, los balances se transferirán directo a sus cuentas bancarias. 

Con esta decisión, PayPal se aparta de servicios financieros en respuesta a la próxima Ley Fintech. Esa Ley Mexicana requiere que entidades que captan recursos del público se registren como una institución financiera. Efectivamente, la respuesta de PayPal subraya lo complicado que es cumplir con regulaciones financieras. 

 

‘Importante manejo de riesgos’ 

Establecer todo el espectro de funciones para ser una entidad financiera regulada, desde procesos para conocer al cliente hasta ciberseguridad, requiere de enormes esfuerzos, sostiene Daniel Kennedy, vice presidente de banca digital de Scotiabank.

“Cuando piensas en la Apple Card, Apple lanzó el ecosistema, pero es el banco detrás el que maneja los riesgos,” dice. “Las compañías big tech pueden comprar esa capacidad de manejo de riesgo, podrían contratar un CRO [gerente de riesgos]. Pero la organización se tardaría años en adaptarse a las prácticas estrictas de manejo de riesgo que tiene un banco.” 

Sin embargo, los bancos no pueden respirar tranquilos. Se puede mirar a Brasil para entender por qué. Allá hay plataformas digitales navegando las estrictas pero cambiantes reglas de servicios financieros.

“La definición de servicios financieros en Brasil es la recolección, intermediación y aplicación de dinero, esa es la definición en la ley,” dice Larissa Arruy, socia en Mattos Filho. “Es un concepto muy amplio y significa que muchos operadores tienen que tener licencias.”

A menudo, las grandes plataformas de e-commerce en Brasil, incluyendo grandes vendedores locales, se asocian con bancos con licencia para ofrecer servicios de préstamos o pagos a sus clientes. Como con el Apple Card, las plataformas digitales ahorran el tiempo y dinero que se necesitarían para tener la licencia bancaria.

Sin embargo, el modelo se puede cambiar.

Rubens Vidigal Neto, socio de PVG Advogados en Sao Paulo, menciona que está aconsejando a grandes retailers que están trabajando en obtener una licencia bancaria. 

“El mercado está cambiando mucho,” dijo. “Muchos [retailers] están tratando de iniciar en el sector financiero. Muchos están evaluando convertirse en bancos para ofrecer más servicios.” 

Entonces, ¿qué significa esto para las relaciones entre compañías big tech y los bancos? David Schwartz, director de la Asociación Internacional de Banqueros en Florida, indica que habrá más rivalidad más adelante.

“Big tech ha colaborado con bancos en tarjetas de créditos y pagos en el pasado, pero si van por este camino [de solicitar licencias bancarias] se desconectarán de los bancos.” 

Esto es parte de una serie especial de iupana que explora la cambiante relación entre las compañías big tech y los bancos en Latinoamérica. Lee el primer artículo de la serie aquí y deja tus datos para recibir nuestro ebook cuando se publique el próximo 17 de septiembre. 

También recibirás el boletín semanal de iupana.

 

Suscríbete al Boletín
Nuestro boletín gratuito te ofrece noticias y análisis de tecnología aplicada al sector financiero y bancario de América Latina cada lunes. Ejecutivos de los bancos y empresas de tecnología más grandes de la región ya lo reciben. Deja tus datos de contacto aquí para suscribirte
Español English Português

Encuesta