18 marzo, 2019
Banco Central del Caribe Oriental planifica moneda digital

El Banco Central del Caribe Oriental quiere probar el dólar digital basado en blockchain, para evaluar el potencial de inclusión financiera y de recortar costos

Imagen
Por: Katie Llanos-Small

 

El Banco Central del Caribe Oriental está reclutando bancos locales para un piloto de moneda digital sobre blockchain. Espera que la tecnología recorte los costos de los servicios financieros y promueva la inclusión financiera.

El plan es hacer una versión blockchain de la moneda local, el dólar del Caribe Oriental (XCD), en un piloto de seis meses para 2020.

El ECCB por sus siglas en inglés, controla la política monetaria de ocho pequeñas islas. Los servicios financieros son caros en la región: trasladar el dinero entre islas es costoso, y los bancos, cuidadosos para no ser eliminados de las redes globales, gastan mucho dinero para poder cumplir con las regulaciones internacionales.

El ECCB espera que un sistema de moneda digital recorte los costos de efectivo y del sistema financiero formal.

“Cuando evaluamos nuestro panorama actual de pagos, no podemos evitar sino concluir que los pagos todavía son muy lentos y muy caros,” dice el director del banco, Timothy Antoine. “Aunque no se ha hecho un análisis de gran escala de los costos sociales del efectivo en el ECCU, es irrebatible que los costos de los servicios del efectivo, transportarlo, guardarlo y asegurarlo, son extremadamente altos.”

 

Criptomoneda del Banco Central

La nueva criptomoneda, a la que se refieren como DXCD, estará disponible para que los clientes paguen a vendedores y para transferencias P2P. Correrá en un blockchain privado con permisos en la plataforma de IBM Hyperledger Fabric.

El ECCB manejará la DXCD de la misma manera que maneja el efectivo: tendrá la única autorización para emitir y redimir la moneda, y así controlar el número de unidades en circulación. Los bancos y otras instituciones financieras estarán autorizadas para distribuirla.

“El objetivo de este proyecto piloto es medir la potencial eficiencia y ganancias de bienestar que se podrían lograr: mayor inclusión financiera, crecimiento económico, resiliencia y competitividad en el ECCU, de esta introducción de moneda digital soberana,” dijo el director del ECCB Timothy Antoine.

El banco estima que el desarrollo y las pruebas tomarán alrededor de 12 meses, y planea hacer el piloto de seis meses el año que viene.

El piloto correrá en tres de los ocho países miembros de esta unidad monetaria.

 

Moneda digital para la inclusión financiera

Si es exitosa, la DXCD podría mejorar el acceso a los servicios financieros, le dijo a iupana el director ejecutivo de Bitt, Rawdon Adams. La  compañía de tecnología con sede en Barbados está desarrollando la infraestructura para el proyecto piloto.

“Esto introducirá tecnología mucho más barata que la que pueden ofrecer los bancos, y tiene el potencial para ampliar el acceso a los servicios financieros que mucha gente ahora no puede pagar,” dijo.

Adicionalmente, el sistema mejorará los procesos de cumplir con las regulaciones, dijo, no solo en el proceso de onboarding, sino porque también reconocerá mejor los patrones de transacciones sospechosas.

El Bank for International Settlements advirtió el potencial de monedas digitales para los bancos centrales. En un reporte publicado el año pasado, dijo que los beneficios podrían ser limitados si ya existe un producto realmente rápido y eficiente para pagos.

Un sistema así no existe en la Unión Monetaria del Caribe Oriental. El ECCB no respondió a las preguntas de iupana sobre por qué escogió una solución de moneda digital en vez de un sistema de pagos digitales para sus usuarios de retail.   

Suscríbete al Boletín
Nuestro boletín gratuito te ofrece noticias y análisis de tecnología aplicada al sector financiero y bancario de América Latina cada lunes. Ejecutivos de los bancos y empresas de tecnología más grandes de la región ya lo reciben. Deja tus datos de contacto aquí para suscribirte
Español English Português

Test